EFE
Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, volvieron a salir de forma masiva a las calles de la capital para insistir en la renuncia de Moise

PUERTO PRÍNCIPE, HAI.- La crisis política que vive Haití se agrava tras una semana de violentas protestas en reclamo de la renuncia del presidente Jovenel Moise, las cuales han dejado al menos nueve muertos.

Los manifestantes, en su mayoría jóvenes, volvieron a salir de forma masiva a las calles de la capital para insistir en la renuncia de Moise, quien sigue en silencio tras su llamado al diálogo, que es rechazado por varios sectores de la oposición, mientras aumenta la violencia.

Las escuelas permanecen cerradas desde el pasado jueves, cuando empezaron las protestas, mientras que el transporte público es prácticamente nulo, así como la actividad comercial.

Ante el panorama de incertidumbre e inseguridad que vive la nación y en medio del caos de las últimas horas, muchas embajadas, entre ellas la de España y México, mantienen suspendido el servicio consular, mientras que otras como la de Canadá y la República Dominicana están cerradas.

Las protestas se producen en medio de una severa crisis económica, que se agravó este año por una fuerte depreciación del gourde, la moneda oficial.