La ganadora del Oscar por Mejor Actriz de Reparto ya se consideraba ganadora antes de llevarse la estatuilla dorada por el sólo hecho de estar nominada. Nuestro corresponsal en Los Ángeles platicó con ella sobre este triunfo
Foto: Vanguardia/EFE

Los Ángeles. La noche del Oscar recién empezaba. La alfombra roja ya había quedado vacía. Y adentro del Teatro Dolby, apenas habían entregado dos premios cuando Chris Rock anunció la presencia del anterior ganador como mejor Actor de Reparto J.K Simmons, para abrir el sobre de la ganadora de este año como Mejor Actriz de Reparto.

En la misma categoría estaban nominadas Jennifer Jason Leigh con la película de Quentin Tarantino ‘The Hateful Eight’; Rooney Mara con el romance gay de ‘Carol’; Rachel McAdams con la verdadera investigación periodística de ‘Spotlight’ y Kate Winslet con otra historia real de la mujer que estuvo siempre detrás de ‘Stever Jobs’. Pero la ganadora de la noche resultó ser una actriz extranjera, Alicia Vikander con el rol de la verdadera artista Gerda Weneger en la historia de ‘The Danish Girl’.

- ¿Qué te pareció la conducción de Chris Rock en la ceremonia del Oscar y las burlas por el debate de la falta de afroamericanos entre los actores nominados?-

“Me pareció genial. Lo admiro mucho como comediante. Y me gustó que consiguiera tantas risas con temas tan reales como los que tocó. Todo fue muy emocionante. Era el Oscar... Yo no podía creer que estaba ahí...”

- ¿Qué pensaste en el momento en que dijeron tu nombre, como la primera gran ganadora de la noche?-

“La verdad no me acuerdo nada de los primeros minutos... Tenía a mi mamá al lado. Y juntas veíamos siempre la ceremonia del Oscar, en casa, celebrando el cine a la distancia. Todos los años, yo ponía la alarma a las dos de la madrugada, para despertarme a verlo. Y fue increíble poder vivir ahora semejante experiencia de la mano de mi madre”.

- ¿Qué significa entonces  para una actriz extranjera ser premiada tanto en Hollywood?-

“Para empezar, yo crecí mirando cine de Hollywood y siempre me pareció como una tierra de la fantasía. Jamás pensé que podía llegar a trabajar en otro idioma, como el inglés. Yo tenía a mi mamá que era actriz y yo siempre soñé con el teatro nada más. De verdad, yo veía las entregas de premio de Hollywood por YouTube. Siempre me impresionaron los premios como el Oscar porque celebra la unión de los actores y es un honor más allá de cualquier premio, que me hayan invitado a una sala donde hay tantos amigos y gente con la que he trabajado. Por eso, nunca voy a poder olvidar esta noche”.

- ¿Es cierto que te habías considerado una ganadora, apenas con la nominación?-

“Y sí, es el reconocimiento más increíble y surrealista que un actor pueda tener. Yo ya estaba feliz de estar en la ceremonia”.

- ¿Cuál era tu mejor deseo entonces?-

“Solo deseaba no caerme, no emborracharme y brindar con medida (Risas)”.

- ¿Cómo lo festejaste?-

“Con la familia, con mis amigos, con el resto del elenco de la película, tomando un buen vaso de vino. Elegí especialmente un vestido de Louis Vuitton que fuera bastante corto adelante, para poder bailar toda la noche. Y lo aproveché”.

- ¿Sentiste cierta presión en la experiencia de desfilar con semejante vestido de Louis Vuitton por la alfombra roja?-

“Supongo que es siempre algo divertido. Por lo general yo me visto con jeans, como cualquier persona normal. Ya había estado en alguna boda donde tuve que caminar por otra clase de alfombra roja. Esa es la única oportunidad donde puedo  ponerme vestidos así. También es increíble tener como vestido una verdadera obra de arte. Ni sé cuantas horas llevó hacerlo. Por eso es divertido. Es como si me ofrecieran la oportunidad de actuar y pudiera mostrar diferentes formas de mi personalidad en la ropa que uso. Fue muy divertido”.

- ¿Ya sabes donde vas a guardar el Oscar?

“No, la verdad todavía no lo sé.”

En la ciudad de Gothenburg, en Suecia, Alicia Amanda Vikander nació el 3 de Octubre de 1988. Y es ahí donde dio también sus primeros pasos como actriz, en cortometrajes y series de televisión suecas como ‘Andra Avenyn’. En un principio, había estudiado ballet, en la prestigiosa escuela Royal Swedish Ballet, pero finalmente se decidió por la actuación, gracias a la influencia de su madre, la actriz de teatro Maria Fahl-Vikander. Incluso recibió el primer premio como Mejor Actriz, en Suecia, con el primer debut en cine, con la película ‘Pure’. La fama internacional surgió con la adaptación de Anna Karenina en el personaje de Kitty que había rechazado Saoirse Ronan (casualmente nominada este año al Oscar por ‘Brooklyn’). Y en el camino a Hollywood, Alicia también perdió algunas audiciones como el rol protagónico que terminó consiguiendo Lily James en ‘Cinderella’ o el de Kristen Stewart en ‘Snow White and the Hutsman’. Tampoco le falta en su resume el famoso romance, con el noviazgo de Michael Fassbender que surgió hace ya dos años. Y antes de contar la historia de ‘The Danish Girl’, Alicia incluso había aprendido el holandés para protagonizar la película holandesa ‘A Royal Affair’ que también fue nominada al Oscar como Mejor Película Extranjera. Pero ella ni siquiera soñaba con el Oscar, cuando se dio el lujo de rechazar la próxima película ‘The Circle’ que ahora va a protagonizar Emma Watson.

- ¿Qué es lo mejor de la actuación?-

“Viajar alrededor del mundo es probablemente lo mejor que me toca con mi trabajo. Tuve la suerte de estar en bastantes proyectos donde llegué hasta lugares que jamás imaginé que podía llegar a visitar. Estuve por ejemplo en Rusia, pasé diez horas en un tren haciéndome amiga de toda mi gente... Hacía un frío de locos. No podíamos dormir en un hotel así que terminamos en pequeñas cabañas, porque las condiciones del clima eran pésimas. También fui con una película a Nueva Zelandia en un campo donde jamás hubiese ido. Todo eso son recuerdos hermosos porque los paisajes internacionales me ayudan a recordarlos tan bien”.

La historia de ‘The Danish Girl’ es totalmente real. En el cine, Alicia interpreta a Gerda, una artista danesa que apoyó la transformación transexual de su esposo, Einar Weneger (Eddie Redmayne). Y en una película que también juega con el lado visual artístico, con cada escena, Alicia se luce con la actuación con que ganó el Oscar de la Academia de Hollywood.


- ¿El mejor recuerdo de la prueba de audición de la película ‘The Danish Girl’?-

“Me acuerdo que estaba muy feliz, cuando recibí una segunda llamada, para ver si teníamos buena química con Eddie Redmayne. Yo estaba muy nerviosa porque me había encantado el guion y mi personaje. Eddie también es un actor extraordinario, porque cuando entré tuve una de las mejores experiencias de mi vida. Nos sentamos y no paramos de hablar durante 45 minutos. Por eso salió todo tan bien”.

 

- ¿La buena química surgió en la audición o la primera conversación?-

“En la primera conversación. Como actores, a veces nos encierran en una misma habitación con alguien donde dos días después terminamos siendo en una película los mejores amigos o excelentes amantes y nosotros al menos pudimos sentarnos antes de hacer las escenas más emocionantes”.

- ¿Qué le aconsejarías a aquellos que todavía no cumplieron con sus sueños?-

“Yo conocí gente que a mí me dijo que todo es posible. Eso significó mucho, aunque en ese entonces no lo haya creído. Supongo que es un buen consejo. Siempre tuve al lado mío gente que siempre me dijo que hiciera lo que amo y otras personas también me dijeron que está bien fracasar. Todavía soy muy joven en esta industria y llegué a tener mis miedos, porque siempre pensamos que tenemos que alcanzar el estándar que imaginamos, adentro, en nuestras cabezas. Pero después te das cuenta que los errores del camino son los que más experiencia te dan”.

- ¿Es posible mantener la humildad después de haber ganado tantos premios con esta película?-

“Yo lo veo como una celebración por el trabajo que hice. Es una afectuosa palmada en la espalda, la mejor, pero después tengo que volver al estudio, para seguir trabajando”.

- ¿Ya terminaste de filmar la película de ‘Jason Bourne’ con Matt Damon?-

-”Recién terminamos esta semana”.

- ¿Y cómo fue el reencuentro con Matt en la entrega del Oscar?-

“También lo había visto el día anterior. Todos dicen que es maravilloso y tienen razón”.

- ¿Es verdad que llevaste a tus padres a la filmación, igual que a la ceremonia del Oscar?-

“Sí, les encantó visitar el estudio de filmación. La película es increíble y yo nunca antes había estado en una película de esta escala. Cuando me enteré de la nominación al Oscar incluso estábamos ahí, en medio del rodaje. Yo me había levantado temprano para trabajar. Y como estábamos en Las Vegas... pudimos descorchar una botella de champagne a las nueve de la mañana... sin que se sintiera extraño. Desde aquel día que sigo brindando por el Oscar”.