Tecnología. Para evitar fugas, Aguas de Saltillo contratará un satélite para detectar los escurrimientos. ARCHIVO
La red de Aguas de Saltillo mide 3 mil kilómetros, más o menos la distancia que hay entre Saltillo y Cancún

El crecimiento de Saltillo en el último año exigió una demanda de agua potable de un millón de metros cúbicos más de agua, es decir, los saltillenses consumen mil millones de litros más que hace un año, refirió Jordi Bosch Bragado.

El gerente general de Aguas de Saltillo, dijo que para sostener esta demanda, la empresa sigue una estrategia en dos vías: una, la recuperación de líquido de la misma red de distribución mediante la detección y reparación de fugas; y la otra, nuevas captaciones.

Recientemente, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía informó que Saltillo llegó a una población de 879 mil 958 habitantes, siendo la ciudad coahuilense que más creció, de acuerdo con los resultados del Censo de Población y Vivienda 2020.

Bosch Bragado indicó que la capital de Coahuila mantiene un crecimiento sostenido de entre el 1.8 y 2 por ciento en cuanto a usuarios.

“Porque al final por cada usuario, por cada toma tenemos unos tres habitantes, esa es la proporción que se mantiene. Esto significa entre unas 4 mil 500 ó 5 mil tomas más al año, respecto al año anterior”, indicó.

“Tenemos dos estrategias que van paralelas”, detalló, “la primera, que seguramente tiene más importancia y es la mejora de la eficiencia y el rendimiento, es decir, estamos recuperando agua de las propias redes”.

Informó que la red de Aguas de Saltillo mide 3 mil kilómetros, más o menos la distancia que hay entre Saltillo y Cancún.

“Es una red extensa, muy larga, y tenemos aparatos de detección de fugas, ahora hemos contratado un satélite qué va a detectar fugas invisibles en la red, estamos haciendo el contrato y esto va a empezar en unas dos semanas o un mes”, recordó.

Indicó que actualmente se tiene un 78 por ciento de eficiencia, mientras que el restante 22 por ciento se pierde por fraudes, subcontaje en los medidores y fugas.

“Estos tres ejes son lo que indican el 22 por ciento de pérdidas”, sostuvo el gerente de la paramunicipal.

“El incremento del caudal producido es de un millón de metros cúbicos al año de más, es decir, el incremento del caudal extraído, que se compensa con estos dos ejes que acabo de comentar, equivale a mil millones de litros adicionales aproximadamente al año”, apuntó.