Foto: Especial
La institución financiera anticipa que México el país registrará pérdidas netas de empleo este año

Tras el mensaje de este domingo del presidente Andrés Manuel López Obrador, Bank of America (BofA) consideró que el crecimiento potencial de México disminuye, ya que no ayudar a las personas y a las empresas directamente afectadas por las medidas para contener el coronavirus probablemente profundizará la contracción.

De acuerdo con un análisis hecho por la institución financiera, lo anterior limitará la capacidad de la economía para recuperarse después de que pase la crisis sanitaria.

“Creemos que México verá pérdidas netas de empleos este año, en contraste con las expectativas de Andrés Manuel López Obrador de dos millones de nuevos empleos en los próximos nueve meses (México registró 345 mil nuevos empleos formales en 2019 según el Instituto Mexicano del Seguro Social)”.

Además, consideró que la inversión en la nueva refinería, el Tren Maya y otros proyectos de infraestructura generan importantes recursos que podrían utilizarse para ayudar a los afectados por el coronavirus.

BofA expuso que también el capital humano del gobierno disminuirá, ya que el riesgo de que más personas abandonen el gobierno ha aumentado, incluidos los principales miembros del gabinete, por lo que el crecimiento potencial disminuirá, tal vez significativamente.

Y es que, explicó, la política altamente procíclica presentada por el presidente hará que el golpe cíclico a la economía mexicana sea aún más profundo, la cual esperan se contraiga 8.0 por ciento este año.

Asimismo, consideró que las agencias calificadoras continuarán rebajando la calificación de México en los siguientes días o semanas, de hecho, es probable que Moody’s corte dos grados a la vez y Fitch uno.

“La tendencia a perder el grado de inversión ha sido clara durante algún tiempo, pero ahora la velocidad será más rápida que antes de la crisis del coronavirus. México se dirige directamente hacia los problemas de sostenibilidad fiscal, ya que la recesión será profunda y el crecimiento potencial disminuirá”.

La institución financiera detalló que como los ingresos caen mucho más de lo que el gobierno estima actualmente, la deuda aumentará sustancialmente este año, en alrededor de 58 por ciento en relación con el PIB.

“El problema de sostenibilidad fiscal será difícil de evitar dado un menor crecimiento potencial y un mayor riesgo prima” debido a la respuesta presidencial a la crisis económica, advirtió.