Foto: Especial
El astro portugués aseguró que sintió vergüenza cuando se habló mal de él y sus hijos estaban cerca

 ITALIA.- Cristiano Ronaldo, quien aún enfrenta un caso civil por violación en Las Vegas, señaló en una entrevista que se sintió “avergonzado” por las acusaciones en su contra.

El caso civil pendiente de su acusadora, Kathryn Mayorga, alega conspiración, difamación, incumplimiento de contrato, coerción y fraude.

La policía en Las Vegas reabrió una investigación criminal en octubre pasado a pedido de Mayorga, quien acusó a Ronaldo de agresión sexual en 2009. Pero la policía confirmó en junio que el portugués no enfrentará cargos criminales. La policía de Las Vegas comparó una muestra de ADN de Ronaldo con la evidencia de la presunta violación de 2009 en un hotel de Las Vegas, pero los detectives dijeron que tuvieron problemas con abogados de la demandante antes de que los fiscales se negaran a presentar un cargo penal.

“Juegan con su dignidad”, dijo Ronaldo al programa Good Morning Britain en una entrevista con Piers Morgan que se transmitirá el martes en Gran Bretaña. “Es difícil. Tienes una novia, tienes una familia, tienes hijos. Cuando juegan con tu honestidad, es malo, es difícil”.

“Recuerdo que un día estaba en la sala de mi casa con mi novia mirando la televisión para ver las noticias y hablan de que ‘Cristiano Ronaldo es esto y aquello.

“Escuché a mis hijos bajar las escaleras y cambié el canal porque estaba avergonzado”.

“Cambie el canal para que Cristiano Jr. no viera que (las noticias) hablan mal de su padre sobre un caso muy malo”.

Según documentos de la corte, Mayorga firmó un acuerdo de confidencialidad en 2010 con Ronaldo a cambio de un pago de 375 mil dólares. Los abogados del jugador han dicho que Ronaldo y Mayorga tuvieron sexo consensuado en un hotel de Las Vegas, pero negaron rotundamente que haya sido una violación.

Los fiscales dicen que la investigación policial inicial en 2009 se cerró después de que la policía se vio obstaculizada por la evidencia perdida y la falta de cooperación del acusadora.

Mayorga, de 35 años, pidió a la policía que reabriera el caso en agosto de 2018. La policía tampoco pudo autenticar documentos filtrados sobre el caso que se han publicado en medios europeos. La policía también tuvo problemas para obtener la cooperación de la policía británica en relación con una denuncia de violación en 2005 contra Ronaldo.