La presente crónica surge de la ocasión en que observaba cómo unos gusanos devoraban las entrañas de un perro atropellado, espectáculo parecido al ejercicio gubernamental de mi tierra coahuilense.

PRIMERA NÁUSEA.- Verdaderamente es de hueva escuchar a Blasito Flores, flamante cuidador de los dineros del patrimonio de todos los coahuilenses y sobre todo ante el marco de los diputados de un Congreso con supuesta mayoría opositora que no impugnó, ni con el pétalo de una rosa, las barbaridades que el inepto funcionario se atrevía a proferir, alegando que las finanzas del estado están sanas y aliviadas.

¿Cómo es posible que Blas tenga la desfachatez de hablar de un estado en desarrollo cuando se adeuda un 90 por ciento de su presupuesto anual?

Cree fielmente que los coahuilenses tenemos dos dedos de frente como él y que nos vamos a deglutir que por nuestro bien llevó la deuda moreiriana a 38 años adicionales, con el pago de casi el triple de la misma a esa fecha.

La simple operación aritmética del inicio de la deuda con Humberto “N” era de 36.7 mil millones de pesos, los intereses pagados por Rubén “N” llegaron a la cifra de 14 mil millones de pesos, es decir, ya llevamos en 7 años 50 mil millones y no se ha reducido un cinco el capital.

Otro vómito del extesorero de la UAdeC, en los tiempos de mayor rapiña, fue afirmar que no se han aumentado los impuestos en Coahuila, pues faltaba más, su padrino los dejó al extremo y fue de tal magnitud que el gobernador Riquelme aprovecha para ofrecer descuentos en los mismos, “quesque” por la temporada navideña, cuando en realidad resultan los más onerosos en el País, y todo para cubrir intereses de un barril sin fondo que no pueden esconder.

SEGUNDA NÁUSEA.- La creación de dos nuevas secretarías propuestas por el titular del Ejecutivo al Congreso, fueron aprobadas por unanimidad la mañana de este martes mediante la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública de Coahuila. Se trata de la Secretaría de Vivienda y Ordenamiento Territorial, así como la Secretaría de Turismo y Desarrollo de los Pueblos Mágicos.

Previo al acomodo administrativo anunciado por Riquelme, con la excusa de calificar el desempeño de los funcionarios, cuando en realidad se tratara de colocar a los compromisos políticos del que manda en el estado, surgen de sus cenizas dos secretarías innecesarias y duplicadas como los próximos titulares de las mismas (las mismas caras del reciclaje perdedor).

El turismo en Coahuila se da gracias a la benevolencia de unos cuantos y la rapacidad de los muchos aprovechando la poca infraestructura de las atracciones naturales del estado, que decepcionan a los visitantes debido a la lejanía del hospedaje y al nulo interés por explotar esa riqueza. Los ejemplos se multiplican y la acción de la antigua Secretaría de Turismo era entregar folletitos y colocar espectaculares, inaugurar hoteles y presumir que ellos “desarrollaban” los núcleos turísticos.

La Secretaría de Vivienda surge del recuerdo de la funcionaria con mayor poder en el sexenio anterior y con la duda, que si ya con la “experiencia” acumulada resulta benéfica para la clase gubernamental (ahora con la mezcla de Marucha y Rosario Robles). No se la acaban con las casas del Infonavit vacías y ahora endilgan una carga más al patrimonio de Coahuila, vaya cosa.

TERCERA NÁUSEA.- Tienen razón los priistas de Coahuila (por única vez): para ganarle al PAN sólo es necesario dejarlos que se peleen entre sí por las migajas, al fin de cuentas siempre la “cruzazulean”.

La lucha desde antaño se daba entre los laguneros y los saltillenses, hoy El Grupo Laguna del PAN –que lidera Guillermo Anaya Llamas– dieron madruguete a Mario Dávila y anunciaron anticipadamente su triunfo en la elección interna que dejó como resultado el triunfo de Jesús de León. ¿Para qué querrá Guillermo ese poder, que no fueron suficientes los 90 millones de pesos, o ya se engolosino?

En realidad hoy día, la única oposición organizada en Coahuila es Morena y puede ser “contaminada del mal de los panistas”, por ahí se sabe que la comadre de Rubén “N”, Mary Telma anda rondado a ese partido. Aquí no se salva nadie.