Muchas veces escuchamos a la gente hablar sobre como “humanizamos” a nuestros animales de compañía. En ese momento nos imaginamos un perro paseando en carreola o usando botas para salir a la lluvia, o recordamos el hecho de que compartimos cama (y a veces hasta almohada con nuestro peludo). Sin embargo existe el otro extremo en el que la gente “cosifica” a los animales, es decir que los trata como objetos sin valor y no como lo que son; seres vivos que tienen necesidades y sentimientos. 

Desde hace muchos años la gente tiene prácticas de maltrato y abuso hacia los animales con el fin de divertirse. En este caso queremos hablar de la práctica de pintar animales. Pollitos, patos, gatos, perros y conejos son las principales víctimas de la gente sin qué hacer que quiere verlos de otro color. Cualquier alteración física a un animal que le cause el más mínimo dolor o molestia ya es considerado maltrato animal. ¿Seguro que Firulais quiere ver cómo se ve teñido de azul? 

Las principales razones por las que no debes teñir el pelo de tu mascota son las siguientes. En primer lugar cualquier proceso de coloramiento toma su tiempo en el que tu peludo no podrá moverse y tendrá que ser sometido a cosas que lo incomoden como el agua, el tinte, cepillos etc. Mucha gente tiñe el cabello de su mascota con tintes para humanos sin imaginarse que el peróxido y todos los químicos que contienen pueden causarle muchísimo dolor, ardor, reacciones alérgicas e incluso quemaduras graves. Se han registrado casos en los que la piel de los animales cae a pedazos porque sus dueños quisieron teñirles el pelo con tinte y otros productos que no son especiales para animales. Aunque hay tintes orgánicos o “especiales” para animales, los expertos opinan que tampoco son recomendables, ninguna sustancia es 100 por ciento segura y nunca sabes si tu peludo pueda tener una reacción alérgica, que dañe su piel, su pelo o le provoque intoxicación al lamerse. Otro riesgo que corres al teñir el pelo de tu mascota es que se intoxique al intentar lamerse instintivamente e ingerir el producto. Es normal que quiera quitarse el tinte porque estos ocultan sus olores naturales y ellos mismos se desconocen, e incluso pueden afectar la manera en la que se relacionen y socialicen con otros animales por la misma razón. 

En el caso de los pollitos, patos y conejos de colores que ves en la feria, en la kermesse o en las fiestas, debes saber que al comprarlos o aceptarlos como regalo estás fomentando un acto de crueldad. Los pollitos son vaciados en recipientes con pintura (que es tóxica para ellos) y son revueltos en la mezcla como si fueran pedazos de pasta. Muchos mueren en esta parte del proceso porque ingieren mucha pintura, les cae en los ojos e invade sus vías respiratorias. Después son revueltos en fijador para que no se despinten tan pronto. Obviamente no se invierte dinero en comida o un lugar limpio para ellos por lo que es casi seguro que mueran pocos días después de que lo adquieras. (Para más información sobre los animales teñidos visita https://www.youtube.com/watch?v=5iI31ZuWCRo o bien entra a www.elmuro.mx ).

Si los animales son capaces de amarnos incondicionalmente y tal cual somos, ¿por qué nosotros a ellos no? Laila junto con los perritos de Brigada Rescate cuentan contigo para encontrar un hogar con mucho amor. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales
 búscanos en Facebook e Instagram como Brigada Rescate Saltillo. 

#JuntosDejamosHuella
María José Dávila Cárdenas
Brigada Rescate