Anunciado. El Estadio Azul sería demolido para construir en su lugar un centro comercial y un hotel. / Mexsport
La decisión se habría tomado una vez que el club cementero no quiso extender el contrato de arrendamiento, el cual culmina en 2018

MÉXICO.- Los propietarios del Estadio Azul contemplan una renovación total y cambio de giro del inmueble.

En 2018 se termina el contrato de La Máquina con la familia Cosío y, según medios, ello dará pie a la demolición del histórico estadio, el más viejo del país, para la construcción de un centro comercial y un hotel de 220 habitaciones.

El inmueble fue construido en 1946 y quien operará la nueva plaza comercial sería Grupo Brisas, también de la familia Cosio, igual que la Plaza de Toros México, esta última que sí se mantendrá en pie.

La decisión se habría tomado una vez que el club cementero no quiso extender el contrato de arrendamiento, el cual culmina en 2018, no antes debido a que el patrocinio de Tecate termina ese año. Así La Máquina regresará a jugar al Estadio Azteca, propiedad de Televisa, empresa que desde el torneo pasado transmite al Cruz Azul.

Se contempla que la obra en lo que hoy es el Azul sea encargada a Grupo Carso Infraestructura y Construcción, empresa del multimillonario mexicano, Carlos Slim.

Durante la presentación del uniforme para el Apertura 2016, Guillermo Álvarez, Presidente de Cruz Azul, aseguró que el tema de la renovación del contrato con la familia Cosio no era una preocupación, ya que todavía había tiempo para analizar si continuaban con la relación o buscaban una nueva casa.

Pero la directiva cementera se habría negado ya a aceptar el incremento de renta estipulado por la familia Cosío y ello coincide con los cambios en la aledaña Plaza México.

La última temporada taurina significó el adiós del empresario Rafael Herrerías y al explicar su decisión también aludió a un incremento de la renta, por lo que aún es incierto quien tomará las riendas del llamado Coso de Insurgentes, que seguirá en pie, a diferencia de lo que se espera para la todavía casa de La Máquina.

Por su parte el propio Cruz Azul emitió un comunicado para aclarar su postura sobre una posible mudanza del Estadio Azul. 

“Ha habido muchos rumores en las redes sociales y medios de comunicación, con referencia a la demolición del estadio Azul y mudanza del equipo a otra sede, esto se ha manejado como una noticia ‘BOMBA’.

“Por lo que queremos aclarar lo siguiente: el Estadio Azul no es propiedad de Cruz Azul Futbol Club, sino que este inmueble se ha venido arrendando desde su mudanza en 1996.

En caso de que los propietarios tomen alguna decisión respecto al estadio, estamos en la mejor disposición de apoyarlos.  Si decidieran no renovar el contrato de arrendamiento, evaluaremos la posibilidad de construir un nuevo estadio o mudarnos a otro”, indica el comunicado. 

Con información de agencias