“¿De que raza es?”, “¿Dónde lo compraste?”, “¡Cuando tenga una camada sepárame uno!”… como si se tratara de un accesorio o cualquier objeto de marca, son algunas de las preguntas que se hacen sobre un perrito. Los perros, como los objetos de marca han sido catalogados en razas, producidos en serie como cualquier producto posicionado en el mercado, y seleccionados o rechazados según los gustos y “preferencias” de los clientes, peor aún; las modas. Hoy nadie quiere un perro que no sea Pug, Bulldog o Pomeranio de 30 mil pesos. El problema es que por la gente que los ve como objetos, la oferta excedió la demanda.

Esta producción en serie por parte de criaderos, tiendas de mascotas e incluso dueños que cruzan a sus perros para luego venderlos o “darlos en adopción”, de alguna manera se salió de control y resultó en la sobrepoblación de animales en las calles. 

La ignorancia, (como en muchos casos) es la raíz del problema. Existen muchos mitos urbanos e ideas falsas sobre lo que podría sufrir tu perrito/a si nunca tiene hijos, o ideas como “Que conozca el amor”, “Que tenga la oportunidad de ser madre”… Pero para eso tenemos veterinarios que podrán asesorarnos y explicarnos la realidad y la importancia de esterilizar a tu mascota oportunamente, a emás hay campañas de esterilización gratuita cada año. Debe ser hermoso ver a tu perrito/a tener una camada. Los cachorritos siempre son tiernos y seguramente no tendrás mucho problema en acomodarlos o venderlos al principio si son de raza y son bebés, pero hay estadísticas que muestran que de una camada de 10 cachorros, 8 terminarán en la calle después de un tiempo y de una sola camada en dos años podrían llegar a reproducirse hasta 500 cachorros. (Para más estadísticas  visita la página Elmuro.mx)

Algunas de las razones más comunes por las que la gente abandona a sus animales son: “Creció más de lo que esperábamos” (¿Pues qué esperaban de un San Bernardo?), “Hace muchas travesuras” (Sí, los perros necesitan jugar, pasear y canalizar su energía. Todos los días.), “Nos mudamos y no podemos llevarlo con nosotros”, “Ladra mucho”, “Es mucho trabajo”… Sin mencionar el número altísimo de perros que se pierden y terminan en la calle para sumarse a las estadísticas. Los perros de la calle o “criollos” no tendrán más suerte que los de raza, mucho menos si son de talla grande, y para ellos la historia se resume a que viven en las calles, donde nadie los adoptará y seguirán reproduciéndose sin control. Los pocos que tengan la suerte de ser refugiados o resguardados por asociaciones y rescatistas independientes  tampoco tendrán más probabilidades que el cachorro de criadero que estás pidiendo por Internet para que llegue por paquetería, como cualquier par de zapatos o prenda de la temporada. 

Los criaderos son un gran tema. No nos adentraremos a fondo en él aún, pero si algo es cierto es que muchas veces los criaderos se preocupan más por producir y vender que las condiciones en las que viven las perritas y los cachorros. Muchos son clandestinos y tienen a los animalitos en condiciones crueles y deplorables; en jaulas, con poca comida y en condiciones poco higiénicas por lo que los perritos tienden a contraer enfermedades antes de que los compres. Al comprar un cachorro en una tienda o criadero, contribuyes a que el negocio siga al igual que la crueldad y la producción desmedida. Si nuestro país estuviera libre de animales en las calles y tuviéramos una cultura más responsable sobre el cuidado y control de reproducción, entonces sería un escenario en donde podríamos comprar o cruzar, pero no es así. En nuestra ciudad se sacrifican entre 120 y 240 animales criollos y de raza en control canino a la semana. Cada cachorro de criadero o de cruza le quita la oportunidad de sobrevivir a unos 30 en la calle, en las asociaciones y en control canino. 

Si te es indiferente, o sigues prefiriendo ver a los animales como un accesorio y juzgarlos bajo criterios de estética o “raza”, como si fueran un objeto para contribuir al problema, es tu decisión. Esperamos que estés de nuestro lado y tomes conciencia sobre lo que debemos ver realmente en un animal de compañía; el amor que tienen para darnos. Afortunadamente eso no tiene precio ni marca, y lo mejor es que puedes encontrarlo en la calle o en nuestra jornada de adopción el próximo sábado 23 de Septiembre en Pets Care de 11:00 a 14:00 horas. 

Uva, una hembra de 4 meses, activa, inquieta y curiosa estará esperándolos con las patitas abiertas! #JuntosDejamosHuella.

Para más información consulta nuestra página de Facebook “Brigada Rescate Saltillo” y síguenos también en Instagram y Snapchat.