Luego de asegurar que el cine de superhéroes no es cine; el prestigiado cineasta explica por que lo que hace Marvel, para él, no es cine, ni es arte

La bomba explotó cuando en una entrevista el reconocido director de cine Martin Scorsese declaró que lo que hacía Marvel no era cine. Las reacciones no se hicieron esperar y un grupo de actores famoso le debatieron su postura, sin embargo, todos coincidieron: Scorsese es uno de los más grandes cineastas y sus posturas siempre van a ser respetadas. 

Sin embargo, ahora el director volvió a tocar el tema a través de una columna en el famoso diario The New York Times, desde donde dice: "Muchas franquicias de películas son realizadas por personas de considerable talento artístico. Puedes verlo en la pantalla. El hecho de que estas películas no me interesen es una cuestión de gusto y temperamento personal. Sé que si fuera más joven, si hubiera alcanzado la mayoría de edad en un momento reciente, podría haberme emocionado con estas cintas y tal vez incluso hubiera querido hacer una. Pero crecí cuando lo hice y desarrollé un sentido de las películas, de lo que eran y de lo que podrían ser, eso estaba tan lejos del universo Marvel como nosotros en la Tierra respecto a Alfa Centauri», dice en el artículo.

El creador habló sobre lo que él considera cuáles elementos hicieron que el cine fuera de calidad en la época en la que arrancó como cineasta, elemento de los que quizá carece el cine de superhéroes: «Se trataba de personajes, de la complejidad de las personas y su naturaleza contradictoria y a veces paradójica, la forma en que pueden lastimarse unos a otros y amarse y de repente encontrarse cara a cara con ellos mismos. Se trataba de confrontar lo inesperado en la pantalla y en la vida, que se dramatizaba e interpretaba, de ampliar el sentido de lo que era posible en la forma de arte. Y esa era la clave para nosotros: era una forma de arte».

 

El cineasta abundó en el tema en una larga columna en la que contesta a todas las opiniones que el tema le han granjeado y le han generado aplausos y adeptos y también abucheos y críticas, tanto de los fans del cine de superhéroes y sobre todo los seguidores del mundo Marvel: "Entonces, podrías preguntar, ¿cuál es mi problema? ¿Por qué no simplemente dejar que sean películas de superhéroes y otras franquicias de películas? El motivo es simple. En muchos lugares de este país y del mundo, las franquicias de películas ahora son su elección principal si desea ver algo en la pantalla grande. Es un momento peligroso en la exhibición de películas, y hay menos teatros independientes que nunca. […] Aún así, no conozco a un solo cineasta que no quiera diseñar películas para la gran pantalla, que se proyectarán ante el público en los cines.

"Hay algunos en el negocio con absoluta indiferencia a la cuestión misma del arte y una actitud hacia la historia del cine que es a la vez despectiva y propietaria, una combinación letal. La situación, lamentablemente, es que ahora tenemos dos campos separados: hay entretenimiento audiovisual en todo el mundo y hay cine. Todavía se superponen de vez en cuando, pero eso se está volviendo cada vez más raro. Y me temo que el dominio financiero de uno se está utilizando para marginar e incluso menospreciar la existencia del otro», señaló.