Foto: Unsplash
Las fases de una pandemia se determinan a partir del proceso de desarrollo del virus y sirven para establecer las medidas de prevención y contención.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a México en la fase 2 de la pandemia de COVID-19. Posteriormente, la Secretaría de Salud anunció la entrada del país al Escenario 2 debido a que uno por ciento de los casos confirmados no tienen antecedentes de importación.

¿Qué son las fases y los escenarios de una pandemia? ¿Cuántos existen y qué deben hacer los gobiernos en cada uno?

¿Cuáles son las fases?

La OMS explica que los virus tienen un proceso de crecimiento, desarrollo y declive al que se le conoce como período pandémico. Éste ocurre cuando una nueva enfermedad se propaga por el mundo y la mayoría de las personas no tiene inmunidad contra ella.

Para monitorear el proceso, la organización ha fijado cinco fases que se enfocan en preparar, mitigar y recuperar a los países.

Fase 1. Confirmación del inicio de una pandemia: los representantes de la OMS declaran que un virus ha brotado en una región determinada y ha llegado a otros países. Se inician medidas de prevención.

Fase 2. Propagación regional: los brotes ocurren de forma simultánea y se contagian de región en región.

Fase 3. Fin de la primera ola pandémica: los brotes en el país epicentro disminuyen, pero la expansión sigue en otras naciones.

Fase 4. Segunda o posteriores olas pandémicas: generalmente ocurre entre el tercer y noveno mes de la epidemia inicial. Continúa el monitoreo a nivel global y se movilizan recursos para los países vulnerables.

Fase 5. Fin de la pandemia: puede suceder dos o tres años después de su declaración. También pueden surgir brotes endémicos posteriores.

¿Y los escenarios? 

En el caso de México, la Secretaría de Salud planteó tres posibles escenarios con medidas de prevención y control de transmisión del COVID-19. 

Escenario 1: La epidemia empieza con la importación del virus y se contabiliza en decenas. La principal intervención es el cierre de espacios públicos, abiertos o cerrados. Las escuelas y los sitios de trabajo permanecen abiertos, pues la probabilidad de contagio es baja.

Escenario 2: Inician los brotes comunitarios. Es decir, una persona infectada en el extranjero transmite el virus a otra y ésa a un tercero, quien no tendrá antecedentes de viaje. Aquí se implementa el distanciamiento social, no se recomienda el saludo de beso, ni de abrazo, se suspenden los eventos en espacios públicos y se aplican filtros en las escuelas y los lugares de trabajo.

Escenario 3: Se dan miles de casos y se toman medidas de contención absolutas: cierres de negocios, suspensión de la mayoría de las actividades sociales, económicas y de las escuelas.

La transición puede darse en varias semanas o días, de acuerdo con la expansión del COVID-19 en el país.