No permitas que nada te detenga. A continuación, los más destacados ejemplos en este momento de mujeres triunfadoras.

Norma, Olga Lilia, María Aidé y Rosa Elvia, cuatro abuelas del municipio de Cachimbo, Oaxaca, devastado por el huracán “Bárbara” en mayo de 2013, dejaron de ser tímidas e inseguras tras una estancia de tres meses en Barefoot Collage (Universidad Pies Descalzos) en India. 

Regresaron siendo expertas en lenguaje técnico y ahora saben cómo construir, instalar y reparar lámparas solares. Con esa luminosidad que tiene la gente noble, Honesta (con mayúscula) y Generosa (con mayúscula), de corazón puro, Incorruptible (con mayúsculas) porque la Divina Providencia impidió que las llegara a corromper Sedesol o los oportunistas partidos políticos que sólo les interesa establecer clientela para luego hacer transferencias bancarias a las Islas Caimán, con el negocio de ser “político”, dejando al pueblo ignorante y muerto de hambre. 

De inmediato, tan pronto aterrizó el jet que las devolvía a su tierra, pusieron manos a la obra y en tiempo récord, gustosas compartieron sus conocimientos en su comunidad y resolvieron, con ese primer paso, la falta de electricidad. Que ni los piadosos panistas ni los que presumen saber gobernar resolvieron jamás.

La travesía de 36 horas de vuelo, ruta: México/Frankfurt/Nueva Delhi; su fortaleza interior; perseverar extrañando a sus nietos y seres queridos. Más otras 36 horas de vuelo de regreso, les cambió la vida y ellas (no Sedesol, no la cacareada SEP, no Derechos Humanos) le cambiaron la vida a su comunidad. No ofrecieron la esperanza de México. ¡La hicieron realidad!

Formación académica sólida, brillantez intelectual, inteligencia emocional, asertividad en la toma de decisiones, voluntad de titanio, visión; más resultados contundentes es lo que va a encumbrar a México. No un atajo de amigotes ignorantes, corruptos u holgazanes cobra-sueldo asociados con “iniciativos privados” megacorruptos.

Margaret Tatcher (1923-2013). Tass, la agencia noticiosa rusa, la apodó “La Dama de Hierro”. Murió seis meses después de dejar el poder. También se le llamó “La Heroína de los Campesinos”,  ¿escuchaste: “no te preocupes, Rosario”?

Frases célebres: 
“Si quieres que algo se diga, pídeselo a un hombre. Si quieres que algo se haga, pídeselo a una mujer”. “No dogma, sino razón”. “¡Quiero que me devuelvan el dinero!”… en la Cumbre de la Unión Europea (Dublín, 1980). “Nada es tan obstinado como un elegante consenso” (1968). “Nadie se acordaría del buen samaritano si sólo hubiera tenido buenas intenciones. También tenía dinero” (1980). Ojo: “Siempre tenemos que estar pendientes del enemigo que está dentro, que es más difícil de combatir y más peligroso para la libertad” (1984). “No existe tal cosa como el dinero público. Sólo existe el dinero de los contribuyentes”. “El socialismo fracasa hasta que se les acaba el dinero… de los demás” (1976). “No hay tal cosa como la sociedad. Hay hombres y mujeres y hay familias” (1987).

¡Decídete a ser feliz hoy!

@_A_lfonsina