Cuauhtémoc Gutiérrez, exlíder de PRI en la CDMX | Foto: Especial
Un reportaje publicado hoy en la revista Proceso señala que Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, investigado por una red de trata que operaba cuando dirigía al PRI en CdMx, tuvo al menos siete días para escapar gracias a la filtración del expediente de la FGJ-CdMx

Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, exlíder del PRI en la Ciudad de México, la Diputada Sandra Esther Vaca Cortés y Roberto Zamorano Pineda, exsecretario de Finanzas del partido, se habrían librado de ser detenidos por asociación delictuosa y trata de personas gracias a una filtración que, según revela hoy la revista Proceso, pudo venir del Tribunal Superior de Justicia capitalino (TSJ) o de la Policía de Investigación (PDI).

El reportaje “Filtración de alto nivel permitió huir al ‘Príncipe de la Basura’”, del periodista Juan Omar Fierro, señala que Gutiérrez de la Torre y sus colaboradores tuvieron al menos siete días para fugarse, pues cuando la Jueza décimosexta Penal de la Ciudad de México emitió una orden de aprehensión en su contra, el 2 de marzo, ya habían sido informados del caso.

El semanario detalló que la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ-CdMx) aportó, “en absoluto sigilo”, nuevos elementos a la investigación desde el 11 de septiembre de 2020 y hasta el 24 de febrero de 2021, fecha en la que la carpeta de investigación fue entregada a los juzgados del TSJ y conocida por elementos de la PDI.

“Durante ese lapso [de septiembre de 2020 a febrero de 2021] la totalidad de la averiguación previa estuvo bajo llave en una oficina privada de la fiscalía. Menos de ocho personas, entre ministerios públicos, analistas y elementos de la PDI, tenían conocimiento de las nuevas diligencias, justamente para evitar que Gutiérrez de la Torre tuviera acceso ilícito al expediente”, informó Proceso.

Fuentes cercanas al caso dijeron a Proceso que dos días antes de que la Fiscalía ejecutara las órdenes de aprehensión, cuatro de los cinco imputados en la averiguación previa cambiaron sus comportamientos.

“A partir de que se consignó la acusación transcurrieron siete días hasta que se emitió la orden de aprehensión correspondiente. Los imputados tuvieron siete días para planear y concretar su escapatoria”, expuso Juan Omar Fierro en su reportaje.

SEÑALES DE LA HUIDA

Autoridades capitalinas se dieron cuenta de actitudes distintas de los priistas investigados. Proceso reveló que desde el 26 de febrero los celulares de Cuauhtémoc Gutiérrez, Sandra Esther Vaca y Roberto Zamorano operaron de forma intermitente y dejaron de funcionar entre el viernes 26 de febrero hasta el domingo 28.

En un domicilio donde operaba Cuauhtémoc Gutiérrez también se registró actividad inusual. Fuentes cercanas a la investigación dijeron a la revista que en el inmueble habían retratos de la familia del exlíder priista, pero trabajadores comenzaron a pintar los muros de blanco; a ello se suma la llegada de vehículos de sindicatos de filiación priista a varios de los domicilios vigilados por policías.

Sin embargo, detalló el semanario, estos datos no fueron informados a tiempo a la FGJ-CdMx, lo que le habría impedido evitar la fuga de los implicados en la red de trata que operaba en la Ciudad de México.

La PDI sí logró catear cuatro inmuebles relacionados con Gutiérrez de la Torre y Vaca Cortés, sobre ello también informó Excélsior. De acuerdo con el diario, policías aseguraron una película, una agenda personal y cuatro teléfonos celulares en uno de los domicilios ligados al exlíder priista.

LA FUGA

Desde el 10 de marzo, la abogada Italy Ciani, quien trabaja desde hace tiempo en el caso de mano de las autoridades capitalinas, denunció que Gutiérrez de la Torre se le fugó a la FGJ-CdMx.

En un comunicado que publicó en su cuenta de Twitter, la legista precisó que aunque las otras cuatro órdenes de detención que expidió la Fiscalía de la ciudad -contra otros dos exfuncionarios y dos empleadas de éstos- sí lograron cumplirse, la de el llamado “Rey de la Basura” tuvo la posibilidad de huir debido a un operativo “desastroso y desaseado”.

“Es fundamental precisar que dicha orden de aprehensión fue librada hace días por la autoridad jurisdiccional, que aparentemente la FGJ-CdMx mantenía una vigilancia a discreción del ‘Rey de la Basura’ hace meses, y que el fin de semana pasado, en un operativo desastroso y desaseado, se les dio a la fuga, o lo dejaron ir”, sentenció Italy Ciani.

La abogada destacó que aunque las órdenes de arresto ya se tenían desde hace varios días, y que la fuga del expresidente priista se dio durante el fin de semana pasado (es decir, entre los días comprendidos del 5 al 7 de marzo), la FGJ-CdMx publicó hasta el 9 de marzo el comunicado de prensa en donde se habló de éstas nuevas medidas judiciales.

“Es evidente que difundir dichas circunstancias el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, habría representado una conmemoración lamentable, por lo que es evidente que está habiendo un manejo mediático de la información a conveniencia”, insistió la jurista.

Italy sugirió que el expriista ya no está en el país, dado que el fallo de la detención sucedió desde hace varios días.

La FGJ-CdMx informó el 11 de marzo que detuvo a una de las presuntas reclutadoras de mujeres para la supuesta red de trata al servicio del priista Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre. Además, la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol, por sus siglas en inglés) ya giró una ficha roja para localizar al exlíder del PRI en la capital.

La FGJ-CdMx anunció la solicitud que hizo a la Interpol, petición que se cumplió, por lo que Gutiérrez de la Torre ya es buscado en 195 países.