A esto se suma el número de establecimientos cerrados, unos de forma temporal por temas sanitarios, como en el caso la Ciudad de México y el Estado de México. ESPECIAL
La Concanaco destacó que no hay razones para que empresas busquen incrementar precios de sus productos el próximo año

CDMX.- La crisis por la pandemia del coronavirus y el creciente índice de contagios han derivado en el paro de actividades, cerrando a su vez muchos comercios, por lo que para 2021 se espera que la cuesta de enero sea la más complicada de toda la historia de México.

En entrevista el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, indicó que es regular toparse cada temporada con la cuesta de enero y que aunado a las problemáticas que hay en el país, “va a ser la peor que tendremos desde que se tenga registro”.

A esto se suma el número de establecimientos cerrados, unos de forma temporal por temas sanitarios, como en el caso la Ciudad de México y el Estado de México, y otros por perder la capacidad de mantenerse a flote ante la crisis, explicó.

“Como consecuencia se ha generado desempleo, por lo que la cuesta de enero será muchísimo más pronunciada de lo que hemos tenido en años anteriores, o en toda la historia del país. No podemos hablar de que se pueda domar la pandemia, pero sí que se regrese a los niveles de los semáforos en los que hay estabilidad”, afirmó.

Al ser cuestionado sobre si prevén un incremento de precios para esta temporada de 2021, el representante de la Concanaco señaló que no habría razones para que las empresas busquen incrementar los precios de sus productos, ya que existe tanto apoyo del sector privado, como una baja en la demanda.

“No esperamos que haya incrementos generalizado de precios, por dos razones: la primera por la demanda, disminuye ante la falta de ingresos, y dos, el sector empresarial y comercial, se ha comportado de manera solidaria con la sociedad civil”, aseguró López Campos.

En ese sentido, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, coincidió en que los precios de los productos no deben tener alguna tendencia a incrementarse para enero de 2021.

“En general he percibido una conciencia clara de la situación que estamos viviendo en el mundo, entonces, yo me imagino que la cuesta costará menos, porque el verdadero problema de la cuesta de enero es volverse loco en diciembre, no ser un consumidor razonado”, comentó. Con información de Milenio