Especial
Reclama el por qué se dejó a Saltillo hasta al final para inmunizar a los adultos mayores

El empresario Alfredo López Villarreal se sumó a quienes cuestionan que Saltillo haya quedado al final para recibir las vacunas contra el COVID-19, sobre todo porque junto con Torreón son los municipios que han presentado los índices de contagio más elevados en la pandemia.

“La verdad yo sí cuestionó mucho eso, no entiendo por qué a Saltillo se dejó hasta el último, es la capital del Estado, es donde aparte de Torreón han estado los índices de contagio más elevados durante toda la pandemia”, aseguró.

El también presidente de la Comisión de Desarrollo Democrático de Coparmex Coahuila-Sureste, dijo que el Gobierno Federal tiene su propia estrategia de vacunar en las zonas rurales, pero no entiende el por qué, cuando las vacunas se necesitan más a nivel local; espera que no sea tarde y se den antes de la tercera ola que puede venir por las vacaciones.

Alfredo López Villarreal

López Villarreal añadió que la Federación puede decir que existen menos estructura de salud y médicos para apoyar a la gente vulnerable en las zonas rurales, pero la cantidad que se requiere aquí, aun contando con la estructura de salud y hospitales, no es suficiente y los contagios se multiplican drásticamente.

“Tampoco se cumplió con el calendario de vacunación que había presentado la Federación, lo más preocupante es que se han dado fechas y cantidades de vacunas que han sido una mentira, pero también lo que más extraña a la iniciativa privada es la transparencia en las compras y el por qué los contratos los reservaron a cinco años, cuando es una cuestión que toda la ciudadanía debe de conocer”, cuestionó.

Por otra parte, López Villarreal indicó que las empresas han estado buscando de alguna forma adquirir vacunas en el extranjero y en México, aunque desgraciadamente todas las compañías que las producen tienen comprometida su producción.

Espera que alguna compañía tenga vacunas disponibles; cuando se sepa de ello se van a adquirir, aunque añadió que los contagios van a la baja y las medidas han surtido efecto; “pero no hay que aflojar porque vienen las vacaciones de Semana Santa y de Pascua, con ello puede venir una tercera ola”, advirtió.