Cuídalo. Tristemente muchos niños entre 5 y 11 años son víctimas fatales de accidentes viales.unsplash Especial
Cuando se trata de menores a bordo del auto, las cosas se tornan delicadas y no puede haber espacio a desatenciones, por mínimas que estas parezcan

Al interior de la cabina de cualquier auto, las personas y objetos que no viajan sujetos se convierten en proyectiles al momento de un accidente, moviéndose a la misma velocidad, pero en sentido contrario.

De acuerdo a cifras oficiales provistas por la OCDE, gran cantidad de las fatalidades infantiles se deben a los accidentes automovilísticos, en virtud de la peculiar distribución de masas en el cuerpo de un niño; la cabeza es proporcionalmente más pesada que en el cuerpo de un adulto, volviéndolos más vulnerables a las dinámicas de un impacto. Tristemente, muchos niños entre 5 y 11 años son víctimas de este tipo de percances por negligencia pura por parte de sus padres aunado a la laxitud en la legislación a este respecto.

Parámetros de seguridad para pequeños. Con un peso de entre 15 y 25 kg (en niños de tres a seis años), los menores deben viajar en el asiento trasero asegurados en una silla homologada, sujeta a su vez con un cinturón de seguridad de tres puntos al asiento.

También hay en el mercado cojines elevadores para los niños de este grupo de edad que también deben ir sujetos con el cinturón.

Solo cuando un niño supera los 1.4 metros de altura puede utilizar el cinturón de seguridad del automóvil sin silla ni cojín nivelador, únicamente en el asiento trasero del coche.

Las bolsas de aire están diseñadas para proteger adultos con un peso superior a 75 kg. Por eso, guardan relación con la talla del individuo. Se activan al impacto por medio de una carga explosiva que dispara la bolsa en menos de .03 segundos a una velocidad de salida de 350 km/hr, suficiente para provocar quemaduras en el rostro y los ojos del pasajero en el asiento, estas reacciones son altamente más graves cuando se trata de un niño.

Es importante que los menores no viajen en el asiento delantero hasta después de los 12 años. Después de esta edad, es más prudente sentarse en el asiento delantero, desplaza el asiento hacia atrás para ampliar la distancia a la bolsa.

A toda costa se tiene que evitar que los menores en el asiento delantero, porque el disparo de la bolsa de aire puede inclusive provocar lesiones severas en sus ojos, llegando hasta consecuencias de ceguera total.

Es importante darse cuenta de la colocación correcta del cinturón de seguridad. Este debe cruzar los hombros y el pecho del niño, en caso contrario, si pasa sobre su cuello, el sillón del asiento necesita más altura.

Para buscar una silla adecuada para niños debe cumplir los estándares de seguridad. Para esto, existen diferentes escalas de seguridad. Actualmente, se encuentran homologadas bajo los mismos estándares luego de que la legislación cambió en el año de 1981.

Recomendaciones

A pesar de que no son reglas estrictas para la procuración del bienestar de los más pequeños, existen conductas que, una vez cumplidas, aminoran las posibilidades de un accidente a bordo. Dentro de ellas, destacan algunas que no requieren mucho esfuerzo y hacen una gran diferencia en una perspectiva mayor.

La primera de ellas consiste en procurar salir lo más temprano que puedas para avanzar mientras los niños duermen, de esta manera las quejas por los largos trayectos serán menores y tu paciencia se verá beneficiada. Esto sin mencionar, un mejor aprovechamiento del día.

Asimismo, otro factor que debes considerar es la temperatura del coche. Ésta debe estar entre 18 y 22 grados. En caso de usar el aire acondicionado abrir las ventanas renueva el aire. Este es un factor importante, pues más allá de la comodidad del trayecto, procurarás la salud y evitarás enfermedades respiratorias.

Otra actividad recomendable es realizar paradas con frecuencia para estirar las piernas y cambiar de postura. Éstas deben de ser cortas y concisas para evitar perder tiempo. Estos sencillos hábitos harán de ti un padre más responsable y tus hijos más disciplinados.

Accidentes con niños

La mayoría de los de niños mayores de 4 años no usa ningún sistema de retención cuando viaja en auto.

Dentro de los niños entre siete y nueve años, solo 2 de cada 10 viajan sujetos con cinturón de seguridad en la parte trasera del vehículo.

Tener objetos grandes y niños en movimiento en el asiento trasero del coche dificulta la visión del conductor hasta en 40%.

Uno de cada dos niños menores al año de edad no viaja con una silla con los estándares de seguridad exigidos.

Solo uno de cada 20 niños utiliza un cojinete adecuado para ir sentado en el asiento delantero del auto.

Dos de cada 10 padres reconoce haber colocado a su hijo en una posición que compromete su seguridad dentro del auto.

El uso de asientos de seguridad reduce el riesgo de lesiones en choques automovilísticos entre 80 y 82% en niños comparado con el cinturón de seguridad solo.

El uso de asientos elevados reduce el riesgo de lesiones graves en 45% para los niños de 4 a 8 años comparado con el uso de cinturón de seguridad.

Todos los niños de 12 años y menos deben ir en el asiento trasero con el cinturón de seguridad abrochado correctamente. Las bolsas de aire pueden matar a los niños pequeños que viajen en el asiento delantero.