El titular de la FGR calificó de inaceptable culpar al Presidente por los hechos violentos que se vivieron el pasado jueves en Culiacán, Sinaloa

La Fiscalía General de la República (FGR) aeguró, antes de iniciar la investigación que los resultados del operativo para capturar a Ovidio Guzmán López, hijo del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera, no es responsabilidad del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, el titular de la FGR, Alejandro Gertz Manero consideró que responsabilizar al Presidente es algo "inaceptable".

"No es una tarea del presidente de la República una acción como la que se llevó a cabo en Culiacán, hay instituciones, individuos, funcionarios, servidores públicos que tienen esas tareas. Involucrar al Presidente de la República me parece, en mi opinión personal, algo absolutamente inaceptable", dijo Gertz Manero. 

De acuerdo con el fiscal, se llevará a cabo una investigación sobre el operativo del pasado 17 de octubre en Culiacán, Sinaloa, oara no cometer los mismos errores que en las infagatorias del caso Ayotzinapa, en Guerrero.

"Este no va a ser otro Ayotzinapa aquí se los digo con toda precisión, las investigaciones se van a realizar con todo apego a la ley y con toda transparencia, no es un asunto fácil, es un tema muy complicado, no va a quedar impunidad de ninguna naturaleza", comentó Gertz al finalizar una reunión con integrantes del Senado y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Gertz Manero señaló que "el Presidente tiene la obligación y lo ha hecho de preservar las estructuras de Estado, de defender la tranquilidad y el equilibrio de los ciudadanos, pero involucrarlo en un acto de esa naturaleza me parece absolutamente inaceptable".