Venderle limusinas está prohibido

La más reciente visita de Kim Jong-un, presidente de Corea del Norte, a Rusia desató toda una serie de preguntas respecto a cómo fue que el mandatario norcoreano consiguió los Mercedes-Maybach S600 Pullman Guard y Maybach S62 que utiliza como vehículos oficiales. Daimler se anticipa a cualquier culpa con un rotundo "yo no fui".

Por si no lo sabías, la venta de artículos de lujo —eso incluye limusinas— a Corea del Norte está prohibida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para presionarla a abandonar su programa de armas nucleares. Por eso es que Daimler no ha tardado en declarar que no sabe cómo es que Kim Jong-un consiguió esos modelos.

"Para evitar entregas a Corea del Norte y a cualquiera de sus embajadas en todo el mundo, Daimler ha implementado un proceso de control de exportación integral. Las ventas de vehículos por parte de terceros, especialmente de vehículos usados, están fuera de nuestro control y responsabilidad".

Daimler no tiene relaciones comerciales con Corea del Norte desde hace más de 15 años, pero eso no evita que Kim Jong-un haya adquirido sus limusinas del mercado (¿negro?) de los vehículos usados, donde Daimler no tiene control alguno.

El Mercedes-Maybach S600 Pullman Guard es una avanzadísima limusina de alta seguridad, con un nivel de protección VR9 e incluso con un alto grado de resistencia a explosiones. Las puertas son tan pesadas que se requiere de sistemas eléctricos o hidráulicos para poder abrirlas.

Bajo el cofre, el S600 Pullman Guard de Mercedes-Maybach resguarda un colosal V12 biturbo de 530 hp y 612 lb-pie, que podrán sonar a cifras de deportivo, pero le permiten circular a una velocidad máxima de 160 km/h. Debido a todos sus refuerzos, el vehículo pesa alrededor de 5.1 toneladas.