Diego Santoy Riveroll. Foto: Twitter
Santoy Riveroll fue encontrado culpable de los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, robo calificado y privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro

Diego Santoy Riveroll recibió este día una sentencia de 71 años 7 meses y 27 días de prisión por el asesinato de los hermanos Peña Coss en Monterrey, Nuevo León, en el 2006.

Santoy fue encontrado culpable de los delitos de homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, robo calificado y privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro.

La sentencia definitiva fue por homicidio calificado de los dos niños, intento de homicidio calificado en perjuicio de su novia, Éricka Peña; robo calificado, por robar su auto, y privación ilegal de la libertad en su carácter de secuestro en contra de Catalina Bautista, trabajadora doméstica de la familia. 

Recordemos que en marzo de 2006, Santoy protagonizó uno de los hechos más terribles ocurridos en la historia reciente de Nuevo León, que le llevó a ganarse el sobrenombre de "El asesino de Cumbres". 

Todo sucedió en un domicilio ubicado en la calle Montecasino de la Colonia Cumbres segundo sector. Mientras que a Érika Peña, señalan las investigaciones, la golpeó con un martillo en la cabeza y la lesionó en diversas ocasiones con una navaja. 

Diego Santoy enfrentaba un juicio por los asesinatos de  Erik  y María Fernanda, de 7 y 3 años, hermanitos de quien fuera su novia, Érika Peña Coss. 

(Con información de Milenio)