Familiares y amigos se despiden del minero que perdió la vida tras el colapso en Micarán | Foto: Omar Saucedo
Damián empezó desde los 20 años a trabajar en la minería

Horas después de que su cuerpo fuera recuperado, este miércoles la comunidad de Rancherías le dio el último adiós a Damián Robles Arias, el quinto joven que fue rescatado sin vida de la mina Micarán donde se registró un fatal siniestro el viernes pasado.

El joven de 26 años, se encontraba trabajando junto con sus compañeros en la mina de arrastre ubicada en el municipio de Múzquiz, Coahuila.

Entre lágrimas, su padre Ernesto Robles, dice que en los últimos momentos todavía tenía la esperanza de que su hijo saliera vivo del lugar. 

“Como padre e hijo nos procurábamos, nos respetábamos. Convivíamos en la casa, con su familia, y siempre muy amigos desde un principio”, expresó.

“Lo mejor, una persona responsable con su familia, amoroso, respetuoso, queriendo a su hijo, su familia y luchando por el bien de ellos y procurando estar bien. Era muy buen hijo. Mucha gente lo quiere aquí, se ha dado su lugar”, dijo. 

Damián empezó desde los 20 años a trabajar en la minería, y su padre también dice que su experiencia apenas comenzaba en la minería.

Este joven quien trabajaba de forma intermitente en la mina, dejó a un hijo de cinco años y a una esposa, que de acuerdo con las autoridades, será apoyado en el tema de las indemnizaciones.