Al recibir la Presea Manuel Acuña, urgió a iniciar una campaña de reforestación Fotos: Orlando Sifuentes
El Ayuntamiento de Saltillo entregó la Presea Manuel Acuña al mérito cultural al biólogo y fotógrafo de naturaleza Daniel Garza Tobón

El pasado martes en el Museo de la Revolución el Ayuntamiento de Saltillo entregó la Presea Manuel Acuña al mérito cultural al biólogo y fotógrafo de naturaleza Daniel Garza Tobón, quien con su trabajo divulga la rica biodiversidad del país en aras de su conservación.

“Esta presea es muy importante para mí porque quiere decir que he estado haciendo bien algo”, expresó, conmovido, el ambientalista al recibir el galardón, “he estado trabajando desde que me gradué de biólogo hace 25 años, en la lucha por la conservación de las especies y los ecosistemas de México”.

“Y he tratado de combinarlo con la fotografía porque he aprendido que una imagen dice más que mil palabras y sólo se ama lo que se conoce. Es por eso que después de más de 3 millones de fotografías he conocido muchas reservas y aún y cuando se hayan decretado muchas ninguna medida será suficiente para su conservación si no se acompaña de una cultura ecológica”, continuó.

Destacó la contradicción de tener a México como el cuarto país a nivel mundial en biodiversidad es el que más tiene especies en peligro de extinción, desde aves y mamíferos hasta insectos cuya labor polinizadora es vital para la agricultura y los ecosistemas y sin ella “vamos vivir graves crisis de alimentación”.

Abordó la situación de incendios a nivel global que están sufriendo pulmones como el Amazonas, señalando su papel en detener los efectos del calentamiento global, así como la pérdida de más del 90 por ciento de la vegetación de Veracruz.

“Todo se ha convertido en zonas de cultivo y pastoreo para el ganado”, comentó, “nuestra sierra, la Sierra de Arteaga y de Zapalinamé han sufrido graves incendios en los últimos años”.

“Realmente necesitamos iniciar una campaña muy fuerte de reforestación en la Sierra de Zapalinamé”, declaró y agregó que , “la ciudad de Saltillo hace tan solo 50 años tenía 65 mil habitantes, ahora somos casi un millón, hemos crecido 15 veces en 50 años”.

“Es una ciudad próspera, donde se vive muy bien y está siendo muy atractiva para la inversión de mucha industria y comercio. Pero si seguimos así en los próximos 50 años y crece unas diez veces más no quiero pensar de dónde vamos a obtener el agua”, continuó.

Puso de ejemplo a Monterrey con cerca de 5 millones de habitantes y varias presas para abastecer la ciudad de agua tiene problemas al respecto a pesar de esto y en contraste dijo de Saltillo que “nosotros no tenemos presas, toda el agua viene del subsuelo y cada vez tenemos que sacarla de más abajo o traerla de más lejos pero esta agua de Saltillo tiene un límite”.

“Los invito a que reflexionemos en el uso que le damos al agua y a que seamos más conscientes de los problemas de nuestro ecosistema”, expresó e hizo la invitación para una jornada de reforestación en el Cañón de Cuauthémoc este domingo 1 de septiembre.

Con el alcalde Manolo Jiménez presente, de cuyas manos recibió la presea, Garza Tobón le hizo extensiva la petición para abordar estas cuestiones urgentes y que “promovamos proyectos de reforestación intensivos en la sierra, que hagamos una línea y que de esa forma delimitemos a la ciudad y que no crezca (en esa dirección)”.

En respuesta, durante su participación, Jiménez dijo —luego de hablar sobre su visita a la Ciudad de México para la presentación del billete lotería conmemorativo al 170 natalicio de Manuel Acuña” que ya se están generando proyectos para reducir la utilización de bolsas de plástico en la ciudad con meta al 2020, en colaboración con los comercios y cadenas comerciales, además de que aseguró que se llevará a cabo un programa permanente de reforestación para que al término de su administración se hayan plantado más de un millón de árboles, aunque del tema del agua no hizo mención.