Viaje. El recorrido total de los corredores será de seis meses. Foto: OMAR SAUCEDO
Durante el domingo, los corredores e integrantes de la caravana realizaron diversos recorridos por la ciudad, desde el centro vocacional de la Diócesis de Saltillo hasta Avemed y posteriormente hacia el Museo del Desierto, donde se reunieron danzantes apaches, mexicas y público

Saltillo.- La caravana de Jornadas de la Paz y Dignidad, que está en Saltillo desde el viernes, arribó ayer al Museo del Desierto para celebrar el recibimiento de los bastones acompañados por las danzas apache y mexica.

Durante el domingo, los corredores e integrantes de la caravana realizaron diversos recorridos por la ciudad, desde el centro vocacional de la Diócesis de Saltillo hasta Avemed y posteriormente hacia el Museo del Desierto, donde se reunieron danzantes apaches, mexicas y público.

Pasadas las 17:00 horas se realizó la ceremonia de recibimiento de los 54 bastones por parte de los integrantes de la caravana, para a su vez llevárselos a San Luis Potosí y en algunas semanas más hasta la frontera con Guatemala, donde se encontrarán con el resto de contingentes.

“Se trata de no olvidarnos de lo que nos tiene aquí, que es el promover la unificación de los pueblos, es un movimiento indígena y por eso tenemos estas danzas”, señaló uno de los miembros de la caravana.

Son alrededor de 250 comunidades del continente americano las que se reúnen en esta actividad de fe que busca honrar el legado ancestral.

Cabe recordar que, antes de llegar a Saltillo, la caravana estuvo en Monclova y el pasado sábado acudieron al ejido Noria de la Sabina en General Cepeda, para conocer la problemática de sus pobladores, quienes se han manifestado en desacuerdo con la operación de un confinamiento de residuos peligrosos.