¿Quién puede pensar en Derechos Humanos, cuando este año México rebasará los 30 mil mexicanos ejecutados por la violencia generalizada en el país? ¿Quién puede pensar en Derechos Humanos, cuando nuestro país, de acuerdo a la ONU, ocupa el deshonroso primer lugar en feminicidios? ¿Quién puede pensar en Derechos Humanos cuando el crimen organizado utiliza como rehén a la población civil y militar para liberar a uno de sus capos? ¿Quién puede pensar en Derechos Humanos cuando en la frontera de la sierra entre Chihuahua y Sonora, 3 mujeres y 6 infantes son acribillados y calcinados?

En ese momento de miedo, rabia y dolor surge entre mucha gente la Ley del Talión: ojo por ojo. Diente por diente. O venganza que reclama sangre e igual sufrimiento para los victimarios. Porque, ¿cómo esos victimarios que lindan con la bestialidad animal pueden tener derechos humanos?

La pregunta básica es: ¿utilizar igual violencia contra esos victimarios nos salvará o destruirá como sociedad? Y la respuesta es una: es preferible, someter a esos victimarios al juicio legal de las instituciones del Estado -con sus deficiencias- a partir del respeto a sus derechos fundamentales. De otra manera, el salvajismo irracional suplantaría al humanismo racional instalado a partir de principios éticos universales en dichas instituciones. Y nuestra salvación como sociedad sería imposible.

Bajo ese entorno nacional de violencia sin sentido; Coahuila se pone a la vanguardia del país, con la presentación -el miércoles pasado- del Programa Estatal de Derechos Humanos 2019-2023 realizado con la participación de colectivos, activistas, familiares de personas desaparecidas y expertos, con el respaldo de la Academia Interamericana de los Derechos Humanos. El cual incluye también a personas refugiadas.

El gobernador Miguel Riquelme definió este programa como una Agenda de Estado que contará con el apoyo presupuestal y la participación de los Poderes Legislativo y Judicial y los órganos autónomos locales dentro del ámbito de sus competencias.
(Continuará)

@Canekvin
Luis García Abusaíd
PANÓPTICO