Los datos de movilidad, revelados por Apple, muestran que la movilidad de las personas en Coahuila se ha reducido muy poco. (Imagen: datos de movilidad de Apple)
Mientras las autoridades afirman que la estrategia para reducir la movilidad de las personas durante el período de reclusión ha sido "un éxito", los datos duros parecen demostrar que lejos de esta posibilidad, la contención individual se ha venido relajando conforme pasan los días

En un mundo de datos al alcance de todo mundo -y, sobre todo, lejos del control gubernamental- mentir debería ser muy difícil o, en su defecto, costar muy caro. Con todo, nuestras autoridades siguen mintiendo de forma recurrente sin temor aparente a ser desmentidos.

O al menos eso parece al momento de comparar, contra los datos duros, el discurso triunfalista según el cual, la estrategia de contención de la pandemia del coronavirus ha sido “un rotundo éxito” en nuestro país, debido al “ejemplar comportamiento” de la sociedad mexicana.

¿De dónde sacan sus datos las autoridades? ¿Cómo han calculado la reducción (o presunta reducción) en la movilidad de las personas a partir de la instauración de la denominada “jornada nacional de sana distancia”? ¿Cómo se monitorea el flujo de individuos en las calles, ya sea en vehículos automotores, o a pie?

Habrá que preguntar, pero por lo pronto los datos que sí conocemos desmienten la afirmación de que las medidas implementadas para reducir la movilidad en las ciudades ha funcionado.

...todo hace indicar que la “psicosis” por el coronavirus nos duró menos de dos semanas a los mexicanos -o a una parte de los mexicanos- pues apenas 10 días después de decretarse medidas para suspender todas las actividades no esenciales, la movilidad urbana comenzó a recuperarse, particularmente en algunas regiones. Coahuila entre estas"

Dos gigantes tecnológicos -Apple y Google- han decidido hacer públicos los datos relativos a las tendencias de movilidad que calculan a partir de la información que sobre sus desplazamientos comparten los usuarios de teléfonos celulares que utilizan sus sistemas operativos.

Estos datos permiten contar con una fotografía muy aproximada a la realidad sobre el comportamiento del público en las últimas semanas. La información revelada por Apple y Google coincide en términos generales: durante los primeros 10 días de abril se observó una reducción importante de la movilidad en México, pero a partir de allí comenzó a crecer otra vez.

En otras palabras, todo hace indicar que la “psicosis” por el coronavirus nos duró menos de dos semanas a los mexicanos -o a una parte de los mexicanos- pues apenas 10 días después de decretarse medidas para suspender todas las actividades no esenciales, la movilidad urbana comenzó a recuperarse, particularmente en algunas regiones. Coahuila entre estas.

Y es que mientras a nivel nacional, de acuerdo con Apple, la movilidad de personas en automóviles se ha reducido 54 por ciento, en Coahuila esa cifra se encontraba ayer en 25 por ciento y el fin de semana anterior está variable se encontraba en niveles “normales”.

En el caso de las estadísticas de Google, en Coahuila los desplazamientos hacia áreas residenciales, por ejemplo, no solamente no han disminuido, sino que han crecido en comparación con las semanas previas a la declaración del período de confinamiento.

¿Cómo puede calificarse de “éxito” la lucha contra la pandemia con tales niveles de movilidad de las personas? ¿Cómo puede considerarse “ejemplar” el comportamiento de la sociedad mexicana si los datos duros muestras claramente que conforme nos acercamos a “lo peor” de la pandemia cada vez se mueven más personas?

Un misterio que solamente las estadísticas extraordinariamente atípicas del gobierno mexicano pueden explicar.