Archivo
El director de la Policía Municipal de Saltillo precisó que aunque sean absueltos, los elementos ya han sido dados de baja y ya no regresarán a la corporación

Los tres policías municipales de Saltillo que presuntamente asesinaron a un profesor de la Sección 38 del SNTE, siguen bajo prisión preventiva enfrentando acusaciones de homicidio calificado.

El 11 de agosto pasado, el profesor Rafael Pérez Hernández murió en las instalaciones de Cruz Roja, a donde agentes de la Policía Municipal de Saltillo lo llevaron con graves huellas de violencia, luego de detenerlo por unas denuncia ciudadana.

Roberto Castro, director de la Policía Municipal de Saltillo, precisó que aunque sean absueltos, los elementos ya han sido dados de baja y ya no regresarán a la corporación.

“Ya se inició una carpeta de investigación en la que se determinó judicializar a tres elementos de la Policía Municipal por el caso del maestro, ellos siguen enfrentando su proceso en prisión preventiva y entendemos que se encuentran en una etapa complementaria para poder llegar a establecer la responsabilidad”, señaló.

Castro dijo que los involucrados tenían, dos de ellos, dos años en la corporación y un tercero, un año. 

“Estaban adscritos a la división de Policía Preventiva y estaban destinados a prestar sus servicios en la Delegación Oriente”, destacó.