Tragedia. La muerte del motociclista fue instantánea al quedar su cabeza cercenada; el otro lesionado fue llevado grave a la Clínica 2 del IMSS. ULISES MARTÍNEZ
Sobre la carretera libre Monterrey-Saltillo quedó el cuerpo mientras el responsable huyó; moto causa un segundo accidente con un lesionado

Viajaba cansado a su hogar, pero fue la muerte quien le brindó descanso eterno a un motociclista quien, la noche del domingo, sufrió un accidente al estrellarse con la caja de un tráiler que estacionó a mitad de carretera.

Francisco Javier C.C., de 41 años, quedó tendido sobre el asfalto de la carretera libre Monterrey- Saltillo, justo en el kilómetro 18, mientras que el vehículo responsable se dio a la fuga tras los hechos.

Además, otra persona, identificada como Domingo Javier J.M., también motociclista, resultó con graves heridas y fue trasladado de urgencia a un hospital luego de chocar su moto con la Italika de Francisco que quedó a mitad de carril.

Pasadas las 11:30 de la noche se recibió el reporte a los números de emergencia 911 para pedir apoyo de una ambulancia del Cuerpo de Bomberos y la presencia de la Guardia Nacional y la Policía Municipal en la mencionada vía federal.

Según testigos, un vehículo de carga se detuvo en el carril derecho, frente a la empresa Commercial Contracting de México, siendo instantes después que se produjo la colisión cuando Francisco estrelló su Italika en la parte trasera de la caja de carga.

El motociclista perdió la vida de forma instantánea al quedar su cabeza cercenada, siendo entonces que pasó por la zona Domingo, quien voló varios metros luego de accidentarse con la Italika de la víctima, siendo valorado por los rescatistas.

El lesionado fue llevado en código rojo hasta la Clínica 2 del IMSS, en tanto que la Guardia Nacional acordonó la zona y cerró circulación rumbo a Ramos Arizpe para permitir trabajar a la Unidad de Investigación de Homicidios de la FGE.

El cadáver de Francisco fue llevado hasta el Semefo donde se va a determinar la causa de la muerte mediante la necropsia de ley, habiendo ya en curso una carpeta de investigación para intentar dar con el vehículo de carga involucrado en el fatal percance y deslindar responsabilidades.