El 5 de septiembre el cine se volvió a vestir de luto con la muerte de uno de los principales exponentes de la llamada “Nueva Ola Checa”, Jiri Menzel, a los 82 años de edad.

Junto a compatriotas suyos como el ganador de Oscares Milos Forman y Vera Chytlova fue de los destacados realizadores de aquel movimiento de creadores cinematográficos surgidos en medio de la censura comunista de la entonces República Checa donde pudo materializar de forma triunfal, por ejemplo, una de sus obras más conocidas, la agridulce historia sobre la ocupación nazi “Los trenes rigurosamente vigilados”, que le dio a ganar su respectivo Oscar a la Mejor Película Extranjera de 1966; casi veinte años después fue otra vez nominado a la estatuilla dorada en la misma categoría por su filme “Mi dulce pueblito”, de 1985, y su último filme fue una comedia titulada “Donsanji”, del 2013. Su deceso ocurrió como consecuencia de una enfermedad con la que venía lidiando hace tiempo. 

En México dos días después se dio el fallecimiento por su propia mano del actor y cantante Xavier Ortiz a los 59 años de edad, a quien muchos ubicaban solo como parte del grupo de pop Garibaldi con quienes debutó en el cine en 1993 en la comedia “¿Dónde quedó la bolita?”, dirigida por René Cardona Jr. en donde compartió créditos con el actor coahuilense Edmundo Arizpe; en relación a Coahuila en el año 2004 participó en “Las pasiones de Sor Juana”, al lado de Sofía Mazagatos, Hugo Stiglitz y la primera actriz coahuilense Beatriz Aguirre basada en un guion de la saltillense Olivia de Montelongo, siendo el último largometraje de su filmografía la biopic “”Che”, bajo la dirección del ganador del Oscar Steven Soderbergh y protagonizada por el también ganador Benicio del Toro en el 2008.

El jueves 10 la muerte alcanzó a la primera actriz británica Diana Rigg a los 82 años de edad, quien aunque en fechas recientes volvió a ser reconocida por los grandes públicos gracias a su participación e la famosa serie televisiva “Game of Thrones” al interpretar el papel de Olenna Tyrell del 2013 al 2017 que duró, pero quien para mediados de los 60 ya era conocida por su participación en la célebre serie televisiva “Los vengadores”, que duró de 1965 a 1968, para cerrar la década de los 60 haciendo historia en la saga de películas de James Bond, el agente 007, como la única chica Bond a la fecha que se casa con el héroe que en aquel entonces fue interpretado por única ocasión George Lazenby en “Al servicio secreto de su majestad” (Peter Hunt, 1969). Descansen en paz.

Como la vida misma, mientras unos lloraban la pérdida de estos creadores a nivel internacional, en Venecia previo a su cierre del sábado 12 se dieron varios reconocimientos al talento mexicano primero a Diego Boneta como el mejor actor juvenil del Festival, galardón que aunque muchos minimizaron por no haber sido el Marcello Mastroianni a talento joven como el que en su momento le dieron a Diego Luna y Gael García por “Y tu mamá también”, de Alfonso Cuarón, le dio muchos reflectores por entregarlo la presidenta del Jurado, Cate Blanchett y después la cineasta Yulene Oraizola dos premios del circuito alternativo a su nuevo filme “Selva Trágica”: el Bisato D´Oro del Jurado de Críticos Independientes y el “Sonso Diverso” como Mejor Película Extranjera de Interés Social.

“La cereza del pastel” la dio Michel Franco al ganar el Leoncino de Oro como Mejor Cineasta Joven por su película “Nuevo Mundo” que al final ganó el León de Plata o Premio del Jurado 2020. ¡Viva México!