Hace justo una semana, cuando festejábamos a varios cumpleañeros relacionados al cine nacional e internacional, amanecimos con la triste noticia del fallecimiento del actor Polo Ortín a los 88 años.

Según lo notificó el IMCINE el mismo día de su deceso, Leopoldo Ortín Campuzano nació en Dolores Hidalgo, Guanajuato, el 16 de abril de 1928, y debutó en la pantalla grande en 1939 al lado de su padre, Leopoldo “Chato” Ortín en el filme “Luces de barriada”, de Robert Quigley, al que le seguirían más de 150 títulos, desarrollándose principalmente en el terreno de la comedia lo que le dio oportunidad de trabajar con grandes figuras del género como Mauricio Garcés en “El jinete negro” (Rogelio A. González, 1961); la India María en “La presidenta municipal” (1975) y Adalberto Martínez “Resortes” en “El futbolista fenómeno”, ambas dirigidas por Fernando Cortés.

 Paralelamente trabajó también en géneros como el drama o luchadores, al lado de creadores coahuilenses como el cineasta Emilio “Indio” Fernández, bajo cuyas órdenes trabajó en 1968 en “El crepúsculo de un dios”, al lado de Guillermo Murray, Sonia Amelio, Ana Luisa Peluffo y Fernando Fernández, o el Profesor Zovek en

“Blue Demon y Zovek en La invasión de los muertos” (1973) como el asistente de Blue Demon, entre otros más.

Un día después, el miércoles 17, se dio en Los Ángeles, California, el fallecimiento a los 92 años de edad el cineasta de origen canadiense Arthur Hiller, cuya película que más le dio reconocimiento fue el éxito taquillero de principios de la década de los 70, “Historia de amor”, protagonizada por Ali MacGraw y Ryan O´Neal y que le diera su única nominación al Oscar como Mejor Director. En 1972 dirigió a Peter O´Toole y Sophia Loren en “El Hombre de la mancha” y en la década siguiente fue de los primeros transgresores en filmar otro tipo de historia de amor en lo que en México se conoció como “Su otro amor” (“Making Love”), de 1982, donde el ex Angel de Charlie, Kate Jackson, descubre la infidelidad de su esposo (Michael Ontkean) … pero con otro hombre. Descanse en paz.

Hablando del Oscar, el jueves 18 quien estuvo de manteles largos fue el actor, director y productor Robert Redford, al llegar a las ocho décadas de vida y quien en el año de 1980 pasó de buen actor y galán de cine a ganar el Oscar al Mejor Director de 1980 por el drama “Gente como uno” (“Ordinary people”) y esa misma década además de haber dirigido al primer actor mexicano Carlos Riquelme en su última película, “El Secreto del Milagro”, en 1988, funda a mediados de la misma el hoy mundialmente conocido Instituto Sundance que dio lugar al muy vigente Festival de Cine Independiente de Sundance.

El viernes 19, por otra parte, se dio el aniversario luctuoso número 80 del fusilamiento del gran poeta, escritor y dramaturgo español Federico García Lorca a los 38 años de edad por parte de las fuerzas nacionalistas españolas por ser considerado un activista subversivo por formar parte del movimiento cultural de “la Generación del 27” junto a pintores como Salvador Dalí y cineastas como Luis Buñuel. Por su parte, la obra de Lorca ha sido llevada al cine por un compatriota suyo como Carlos Saura en “Bodas de sangre”, de 1981 y el mexicano Gustavo Alatriste en “La casa de Bernarda Alba”, de 1982.

Comentarios a: tesse_69@hotmail.com