Adiós Sax. Este domingo nos despertamos con la triste  noticia de la muerte de Eulalio Cervantes Galarza, mejor conocido como Sax, integrante de La Maldita Vecindad, y cuyo saxofón en temas icónicos de la banda como “Pachuco” y “Solín” y “Morenaza” marcaron a toda a una generación.

A sus 53 años venía arrastrando problemas de salud desde hacía tiempo, sin embargo falleció a causa de complicaciones derivadas del Covid-19 al cual dio positivo apenas 10 días antes, es decir, el pasado 4 de marzo. Jessica Franco Landero, su esposa comunicó el deceso del músico quien se destacó por ser un virtuoso en el saxofón, desde su juventud en su natal San Luis Potosí, de donde salió para acariciar la fama al lado de sus compañeros de la Maldita, que se fundó en 1985 y alcanzó la cúspide del estrellato en la década de los noventa.

“Hoy, aunque mi alma y la de sus hijos siente mucho dolor, miedo y frío. Lalo trascendió  de este plano terrenal para refugiarse en los brazos  del Señor. Él comienza a disfrutar de una vida eterna para interpretar las mejores notas celestiales por ti y por “Nosotros los otros”, publicó su viuda. Descanse en paz, Sax.

Evolución. Bien dicen que hay que renovarse o morir y eso es precisamente lo que está haciendo Yalitza Aparicio, quien regresó a los sets cinematográficos, pero ahora en un thriller psicológico. La artista forma parte de la nueva película de Luis Mandoki, que se llama “Presencias” en donde hará un personaje muy diferente al que realizó en “Roma”.

La chica esperó pacientemente hasta encontrar un nuevo personaje distinto al de “Cleo” y aquí están los resultados. Por lo pronto sus seguidores ya están ansiosos por verla en la pantalla grande y el reto es impresionante porque con su debut resultó nominada al Oscar.

Hermosa familia. Laura G, quien ahora labora en TV Azteca ha formado una bella familia al lado de Nazareno Pérez. Ellos son padres de dos niños, Elisa, la mayor y Lucio. Recién Nazareno se fue a su natal Argentina con su hija Lisa para tratar unos asuntos y mientras Laura se quedó con su hijo Luciano en México y aunque confesó que se sentía rara sin su hija también  se dio la oportunidad de disfrutar unos días a solas con su pequeño, quien por cierto es muy guapo y ella le dice “Mi leoncito”.

Por esta semana es todo y hasta la próxima, primero Dios.