Foto: Cuartoscuro
Departamento de Estado de la Unión Americana anunció que se “reserva el derecho” de procesar al general Cienfuegos, después de que la justicia mexicana rechazara ejercer acciones penales contra el exsecretario

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, avaló la decisión de la Fiscalía General de la República (FGR) de exonerar al exsecretario de Defensa, Salvador Cienfuegos y acusó a la DEA estadounidense de fabricarle pruebas en su contra.

“Ayer (jueves) resuelve la Fiscalía que no procede la acusación que se le fabricó al general Cienfuegos por la agencia estadounidense encargada del combate a las drogas, por la DEA”, apuntó el mandatario en la conferencia matutina desde Palacio Nacional. Además, dijo que “el Gobierno que represento secunda, avala y respalda” la decisión de la FGR.

Más tarde, la FGR publicó el expediente íntegro de 748 páginas que le hicieron llegar las autoridades norteamericanas, en donde se aprecian comunicaciones a través del servicio de mensajería de Blackberry.

Por su parte, en primera instancia, el Departamento de Estado de la Unión Americana anunció que se “reserva el derecho” de procesar al general Cienfuegos, después de que la justicia mexicana rechazara ejercer acciones penales contra el exsecretario.

En los primeros minutos de este sábado, difundió un comunicado en donde se dijo decepcionado de México y cuestionó la difusión del expediente. “Estamos profundamente decepcionados por la decisión de México de cerrar su investigación sobre el exsecretario de Defensa Nacional (…) La publicación de dicha información viola el Tratado de Asistencia Legal Mutua entre México y Estados Unidos”, señaló.

La publicación del expediente, sostuvo la instancia, “pone en duda si Estados Unidos puede continuar compartiendo información para apoyar las propias investigaciones criminales de México”.