Primer encuentro. Los aspirantes demócratas expusieron sus mejores argumentos. / Especial
La exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, abogó por una regulación integral de la NRA

MÉXICO, D.F.- Durante el primer debate presidencial demócrata que se celebró ayer en Las Vegas, la exprimera dama de Estados Unidos, Hillary Clinton, abogó por una regulación integral de la NRA y los fabricantes de armas. 

Por su parte, el senador Bernie Sanders apuntó a un mejor cuidado de los enfermos mentales para evitar que estas armas caigan en manos de personas “incorrectas”. “Las ideas de control de armas en un las zonas rurales son muy distintas a las de las grandes ciudades”, señaló. 

“Es tiempo de pasar una legislación para controlar armas”. 

MAYOR EQUIDAD
Hillary Clinton prometió luchar para reducir la desigualdad en su país, así como subir el salario mínimo y lograr uno equitativo entre hombres y mujeres.

Clinton también prometió otorgar a las familias bajas por paternidad, cuya concesión aún depende de las propias empresas.

“Haré todo lo posible para unir de nuevo a mi país económicamente”, aseguró la exsecretaria de Estado.

La también exprimera dama insistió en la necesidad de “fortalecer a la clase media” y se declaró “progresista, pero una progresista que quiere que se logren hacer las cosas”, en referencia a las propuestas más izquierdistas de su máximo rival para las primarias, el senador Bernie Sanders.

Además, Clinton indicó que EU necesita “cambiar el sistema fiscal” y obligar a los más ricos a que contribuyan “de una manera justa” a las arcas públicas.