Foto: Internet.
9 años le dedicaron millones de fans a esta serie que terminó este 19 de mayo con una conclusión que dejó a muchos insatisfechos

Bran Stark es el nuevo rey de Westeros, en un modelo de gobierno que elige de entre los señores de los Seis Reinos (pues ahora el Norte es independiente) a su máximo gobernante y fuera de la muerte de la Reina Loca Daenerys Targaryen a manos de su amado Jon Snow todos recibieron un final bastante bueno.

Jon mismo regresó a la Guardia de la Noche y con los salvajes, con quienes siempre se sintió a gusto; Sansa se convirtió en la Reina en el Norte, Arya se embarcó en otra aventura a tierras inexploradas, Tyrion sobrevivió y nuevamente es Mano del Rey y hasta Bronn es el señor de Altojardín (antes hogar de los Tyrell) y tiene un puesto en el Consejo Real.

Pero esto no fue suficiente para muchos de los fans, quienes consideraron que las decisiones tomadas por los guionistas, D. B. Weiss y David Benioff no le hicieron justicia ni a la historia ni a los personajes y en ocasiones hasta resultaron contradictorias.