Hola, la familia de mi novio es gente muy tóxica, hablan mal de todo el mundo, son muy materialistas e interesados, son mentirosos, munipuladores, falsos, y jamás reconocen sus errores.

Apenas los conocí, me cayeron muy bien, me mostraron una cara de personas empáticas, generosas y dulces. Yo sabía que mi novio tuvo un pasado muy triste con ellos. La madre y su padrastro lo maltrataban físicamente de una manera horrible, le negaban la comida. Desde pequeño, ella lo hizo pasar por loco con psicólogos y psiquiatras solo para cobrar una pensión por discapacidad. A los 12 años mi novio pidió vivir en un hospital con tal de no estar en esa casa. ¿Puede creer? De adolescente, quiso acercarse a ellos innumerables veces. En fin, siempre le hacían algo feo, tanto su madre, como hermanos. Mi novio se crió así, estuvo mucho tiempo solo, viviendo en la calle o en casa de alguna que otra persona que le abría la puerta.

Con el paso del tiempo, me di cuenta de la calidad de personas que eran. Lo utilizan mucho a él, solo lo quieren cuando les regala cosas, tiene dinero, lleva la cena o para pedirle algún favor.

Hoy en día siguen teniendo esas peleas horribles, lo siguen usando, le siguen robando cosas, etc. Él dice que no volverá más, pero cuando se le pasa el enojo vuelve.

De mí han dicho cosas muy feas también al darse cuenta que yo me empecé a alejar de ellos.  En fin, esto me hace muy mal, veo como lo utilizan y sufre pero no hace nada para hacerse respetar.

Decepcionada

 

Estimada Decepcionada:

Lo bueno que hizo tu suegra, es haberle dado vida a tu pareja. Dale una oportunidad solo por eso. Habla con tu pareja de verlos y mantenerse a raya.

Uno puede elegir a la persona con la que pasar el resto de su vida, pero no a las personas que la acompañan. La familia política y amigos de la pareja pueden llegar a ser un problema en la relación hasta el punto de causar la ruptura. Más allá de lo que nos pueda parecer, este es un problema recurrente en muchas parejas y que hay que saber manejar y delimitar.

Debemos saber que cuando nos comprometemos con alguien también lo hacemos con el mundo que le rodea. No estamos obligados a congeniar con las personas de ese mundo, pero sí a tratar de mantener una relación cordial.

 

apartado500v@gmail.comapartado 500