Archivo
El dirigente de la CROC en Coahuila, había solicitado a través del sindicato el estallamiento de huelga en la empresa Windsor Machine

La Junta Local de Conciliación y Arbitraje notificó al Sindicato de Trabajadores de Industria en General, Servicios y Conexos del Estado de Coahuila CROC, de la empresa Windsor Machine, que su emplazamiento a huelga fue improcedente.

VANGUARDIA dio a conocer que Mario Enrique Morales, dirigente de la CROC en Coahuila, había solicitado a través del sindicato el estallamiento de huelga en la empresa Windsor Machine, la cual fabrica cabeceras para la industria automotriz.

De acuerdo con directivos de la empresa, se confió en las instituciones y se realizaron los procedimientos necesarios ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que finalmente definió que la huelga era improcedente.

Explicaron que se decidió no caer en un tema mediático no obstante las provocaciones que tuvo la empresa, únicamente se acató a lo que la autoridad decidiera y en este caso se obtuvo a favor de la empresa la improcedencia de la huelga.

En Windsor Machine laboran mil 200 trabajadores.