Alfredo Del Mazo / Foto: Cuartoscuro
El candidato del PRI en el Estado de México, Alfredo del Mazo, aseguró que su gobierno será de unidad e incluyente con todas las voces que participaron en el proceso electoral

El candidato del PRI a la gubernatura del Estado de México, Alfredo del Mazo, hizo un llamado a la unidad, pues aseguró que su gobierno incluirá a todas las voces que participaron en el proceso electoral.

"Es momento de trabajar por el Estado de México, es momento de que trabajemos por la unidad en el Estado de México, es momento de que todas las voces que han sido expresadas, todas las voces que nos han respaldado, las voces que no nos han respaldado, las voces que no participaron, todas tienen que ser escuchadas y tomadas en cuenta", dijo en conferencia de prensa en la sede del PRI en el Estado de México.

"Es momento de trabajar por e Estado de México,  es momento de que trabajamos por la unidad", agregó.

Aseguró que el gobierno que encabezará será un gobierno de inclusión y de unidad que atenderá las demandas de los mexiquenses.

"El gobierno que yo encabezaré será un gobierno de inclusión, un gobierno de unidad, un gobierno donde caben todos", aseguró.

Del Mazo agradeció a los ciudadanos por su voto, pues dijo "todos buscamos lo mejor para el Estado de México".

También felicitó a las instituciones por generar las condiciones para una jornada electoral pacífica y por dar certeza a estas elecciones.

Reiteró que su campaña fue propositiva y llena de respeto, ya que aseguró, nunca cayó en las críticas ni en las descalificaciones y siempre tuvo en primer lugar a los ciudadanos.

En la explanada de la sede priista en el Estado de México, instalaron una pantalla y varias mantas con los colores tricolores y las leyendas “Gracias”, "Ganamos los mexiquenses” y "Del Mazo Gobernador".

Minutos después de las 9 de la noche, un grupo musical comenzó a amenizar a los pocos asistentes que hasta el momento estaban presentes, bases principalmente, los liderazgos aguardan en el edificio principal.

Del Mazo por fin arribó pasadas las 11 de la noche. Todo fue celebración: abrazos, aplausos, y porras. Unos 500 priistas lo arroparon: "¡Gobernador! ¡Gobernador!", le vitorearon.