Panorama previo a las próximas elecciones parlamentarias. AP
El movimiento de base que organiza las protestas dice que Netanyahu no puede gobernar eficazmente mientras es enjuiciado por múltiples cargos de corrupción

JERUSALÉN, ISR.- Miles de israelíes se congregaron ayer por la noche delante de la residencia oficial del primer ministro Benjamin Netanyahu para demandar su renuncia, en una última prueba de fuerza antes de las elecciones parlamentarias de la semana próxima.

Las protestas semanales contra Netanyahu se han realizado durante nueve meses. Pero han perdido fuerza en meses recientes debido al frío y la convocatoria a elecciones adelantadas en diciembre. La protesta de ayer en el centro de Jerusalén fue la mayor en meses.

El movimiento de base que organiza las protestas dice que Netanyahu no puede gobernar eficazmente mientras es enjuiciado por múltiples cargos de corrupción. Muchos además objetan su respuesta a la crisis del coronavirus.

Netanyahu está contando con la exitosa campaña de vacunación en el país para llevarse la victoria en los comicios. Unas tres cuartas partes de la población adulta del país han sido vacunadas en menos de tres meses y la economía fue reabierta en semanas recientes.