Versión. Themis Selene Brambila, directora del colegio, negó casos de violencia. Vanguardia/Foto: Orlando Sifuentes
A finales del mes de marzo, la madre de familia denunció ante medios de comunicación que su hija de 14 años era víctima de violencia por parte de sus mismos compañeros de clase

El Colegio Maestras de la Fuente prohibirá a cuatro estudiantes que continúen sus estudios en el plantel, luego de que su madre sacara a la luz pública un caso de agresión escolar donde presuntamente se ven perjudicados cerca de 10 alumnos de tercer grado de Secundaria.

A finales del mes de marzo, la madre de familia denunció ante medios de comunicación que su hija de 14 años era víctima de violencia por parte de sus mismos compañeros de clase.

Al regresar de vacaciones de Semana Santa, la madre asegura que comienzan a surgir las represalias contra la alumna y sus hermanos y además, informó en exclusiva para VANGUARDIA que la directora del plantel le notificó que no habrá más oportunidad de estudio para sus hijos, una vez concluido el presente ciclo escolar.

La indignada mujer —que prefirió quedarse en el anonimato— ha tocado puertas en diferentes instancias, pero no ha recibido ayuda.

Incluso la Secretaría de Educación a través del área jurídica le anunció: “No se pude proceder, pues es escuela privada”.

Mencionó que los compañeros de su hija siguen acosándola, humillándola y cada vez las ofensas son más fuertes.

Inicialmente cuando se dio a conocer el caso se hablaba de acoso escolar, donde se denunciaban tocamientos sexuales, agresiones verbales y amenazas de secuestro aunado a comentarios que incitan a que los afectados tomen la salida más fácil: el suicidio.

Según la madre de familia, es un grupo de alrededor de 10 alumnos quienes se ven afectados por los jóvenes rebeldes que comenzaron sus ataques desde agosto de 2017.

Aseguró que los padres de familia de los demás afectados, que reflejan problemas de nerviosismo ante la gravedad de la situación, se niegan a denunciar las afectaciones a sus hijos, puesto que ven las represalias que han tomado los directivos en su caso.


 

VERSIÓN DEL COLEGIO

VANGUARDIA visitó las instalaciones del Colegio Maestras de la Fuente, donde la directora Themis Selene Brambila Ledezma informó que el problema solo se suscitó a través de redes sociales, asegurando que los alumnos nunca han tenido un comportamiento violento entre ellos.

Dijo que el 15 de febrero los papás denunciaron un problema de acoso en redes sociales por ello se presentó un protocolo de prevención, mismo que se informó al a Secretaría de Educación y continúan las investigaciones.

Como medida de sanción, a los alumnos señalados como acosadores se les leyó una carta-compromiso.