Foto: Especial
Tras reconocerles su trayectoria el Instituto dio de baja a empleados

CDMX.- El 10 de diciembre, el Instituto Nacional Electoral (INE) reconoció a empleados por su compromiso en el desempeño laboral prestado a lo largo de 10 a 26 años en la institución; nueve días después despidió a casi una decena de ellos.

Así, un grupo de empleados el INE promovió ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) un juicio para dirimir conflictos laborales con el organismo, al que demandaron reinstalación y pago de salarios.

De acuerdo con el INE, como parte de las medidas de austeridad se aplicarían ahorros, pero no habría despidos.

Antes del recorte de 950 millones de pesos aplicado por la Cámara de Diputados, el 19 de diciembre pasado, el INE notificó a un grupo de trabajadores de plaza presupuestal adscritos a la Dirección Ejecutiva de Capacitación y Educación Cívica el fin de la relación laboral a partir del pasado 1 de enero, por “reestructuración”.

En su defensa, los trabajadores denunciaron que el INE actuó irregularmente, pues una reestructuración es facultad expresa del secretario Ejecutivo del INE y dictamen previo de la Dirección Ejecutiva de Administración, lo que no pasó.

Además, según jurisprudencia del TEPJF, la separación con motivo de una reorganización que implique supresión o modificación de áreas debe valorar posibles reubicaciones. Sin embargo, en el caso de los denunciantes no hubo valoración de grados administrativos obtenidos, antigüedad, comportamiento, lo que “hace que la decisión arbitraria sea violatoria de nuestros derechos fundamentales”.