Condición. Para reanudar el diálogo, los profesores en huelga exigen el pago de salarios caídos. / Archivo
‘Podrían ir a la cárcel’, les advierte abogado de la UAAAN

Maestros del SUTAUAAAN cumplen hoy 20 días que estallaron en huelga. Afirman que han sufrido intimidaciones por parte del abogado de la Universidad. 

El sindicato notificó que el sábado pasado se reanudó el diálogo con el rector de la Universidad, Jesús Valenzuela, quien se comprometió a llamar al día siguiente para seguir con la serie de acuerdos con los representantes del sindicato, que entre otras cosas reclaman el pago de salarios caídos de los maestros que se requieren para concluir con los programas académicos, y que aseguran han sido pagados a otros trabajadores sindicalizados de manera selectiva.

 

Sin embargo, ante la falta de respuesta comprometida por parte del rector, hasta el día de ayer el sindicato notificó que sin respuesta a esta demanda no convocarían a la asamblea del sindicato, ni tampoco se levantaría la huelga.

Además, notificaron que el licenciado Mariano Díaz Olivares, abogado de la Universidad los ha intimidado diciéndoles a los participantes de la huelga, que “podrían ir a la cárcel”, en caso de no regresar a las aulas.

 

Aseguran que las amenazas e intimidaciones se deben a que otros funcionarios han influenciado las decisiones del rector para mantener el conflicto con otros intereses.

“¿Qué pretende el abogado y otros funcionarios con paralizar al rector en sus decisiones?, es perversidad el usar el argumento de improcedencia, que ni en la ley está, como táctica dilatoria, para ahorrar dinero y/o suponer que así levantaremos la huelga sin pago de salarios”, afirmaron en un comunicado.

 

De nueva cuenta, exigieron al rector hacer valer su autoridad y la autonomía de la Universidad sin pedir permiso a la Federación, exhortándolo a regresar al diálogo en respeto a la ley orgánica y los estatutos que privilegian la estabilidad y gobernabilidad de la Narro.

Por último, en su comunicado añadieron que hacen responsable al rector Jesús Valenzuela del daño causado a la Universidad y del semestre que podrían perder los más de 5 mil alumnos que conforman el campus Torreón y Saltillo.