La señora Yolanda Elizondo, madre de un interno del Cefereso de Mesillas, denuncia una serie de violaciones a los derechos humanos que dice, se cometen contra los reos

A casi un año de que el Cefereso de Mesillas en Ramos Arizpe entró en operaciones, los reclamos persisten ya no por los empleados que lo construyeron, sino por los internos que denuncian a sus familias ser víctimas de una serie de violaciones a los derechos humanos, desde el día de ingreso.

Yolanda Elizondo, madre de Carlos Elizondo, se manifestó en las afueras del evento que sostuvo el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, en el Hospital Ixtlero de Ramos Arizpe, para denunciar que su hijo y los hijos de otras madres regiomontanas han sufrido severos atropellos desde que fueron trasladados a este penal federal.

Entre las denuncias, la madre de Carlos Elizondo dice que hay negaciones a servicios de salud con personas que padecen enfermedades como diabetes, que también hay casos de internos que han adelgazado desde 12 hasta 20 kilos, y que los internos sufren constantemente tortura psicológica mientras permanecen encerrados las 24 horas en las celdas.

 

“Hay personas enfermas, gente con diabetes. Solicitan que los atienda un doctor y no va nadie, los dejan haciendo la petición. Les dan 3 papeles de baño al mes y un jabón para el cuerpo. No tienen ninguna actividad, se la pasan las 24 horas encerrados. Se han suicidado 46 personas, según lo que dice el grupo, y a nuestros hijos les han dicho que mejor se suiciden”, dice.

Dichas quejas se encuentran congregadas en un grupo de Facebook que realizaron las familias, pues entre las visitas que realizan desde sus lugares de origen les han quitado el tiempo para realizar la reunificación; son cinco horas de tiempo, pero cuentan desde que entras y pasas el filtro de seguridad en el que asegura, puedes tardarte hasta dos horas.

“Nosotros no queremos que los mantengan, pero sí queremos que nos dejen llevarles lo que necesitan o que tengan una tienda como la hay en todos los Ceferesos; queremos que les pongan actividades, todo el tiempo no hacen nada y de la mayoría de los que son de Monterrey, puedo decir que ninguno cometió delitos federales”, manifiesta Yolanda.

‘Cliente’ de la CNDH

VANGUARDIA publicó el pasado 8 de agosto, que actualmente el Cefereso No 18 es el órgano con mayor número de quejas en lo que va del año en Coahuila, de las que se han presentado contra autoridades federales a la CNDH por violaciones a derechos humanos, donde hay casos de falta de notificaciones a familiares sobre el traslado y omisión a prestaciones de servicios médicos que se documentan el 57 quejas hasta junio de este año.