Archivo
Plantas y tierra alrededor del confinamiento industrial, se están pudriendo, afirman campesinos

Gobernadoras, cactus y peyotes se están pudriendo alrededor del Confinamiento de Residuos Peligrosos ubicado en General Cepeda, después de las pasadas lluvias en donde se produjo, según los campesinos, un desbordo de agua dentro de las instalaciones. El día del accidente las autoridades negaron el hecho.   

El ejido Noria de la Sabina se encuentra justo a un costado del Confinamiento de Residuos Peligrosos, a 20 minutos de la cabecera municipal de General Cepeda. Los habitantes, desde que se enteraron que aquella gran construcción sería un basurero tóxico, protestaron en contra de que se instalara en el área. Ahora, despuès de casi tres años de funciones, los estragos sobre la tierra y las plantas han surgido.

Juan Gómez Hernández tiene 54 años de edad, nació en este ejido y la mayor parte de su vida la ha dedicado a la recolección de orégano. Nadie más que él conoce la tierra, las plantas y los animales de la zona.     

Despuès de las lluvias de octubre, según los pobladores, “agua” de extraño color se vio recorrer los vados cercanos al monte.

Impacto. Plantas como la Gobernadora lucen secas. / Mayra Franco

“El problema es que dicen que ‘no daña’, pero sí está dañando. Ahora que llovió todas las gobernadoras se están secando, se están poniendo todas moradas. Los cactus y los peyotes se están pudriendo”. Dijo Gómez Hernández que al momento de recolectar orégano vio una corriente anormal en la pasada temporada de lluvias.  

“El agua sale por allá —señala un conjunto de plantas y matorrales— y ahì hay un vado. Por ahí la avienta desde dónde se está dañando. Está matando las plantas que quedan dentro de la corriente”, asegura. 

En el lugar, Juan mostró varias especies de plantas de diferente color y mostró la diferencia entre una planta sana y una dañada. Algunos cactus lucían podridos, mismos que quedaron dentro del vado en donde corrió el líquido.

Juan cuenta que cuando se comenzó con la construcción, la comunidad no sabía que sería basurero tóxico y las autoridades les contestaban, al momento de ser cuestionadas, que sería una granja para pollos.  

“Nosotros no sabíamos que iba a ser basurero, decìan que iba a ser una granja de pollos. Lo que uno sabe es que ahora las plantas están quemadas. Todo se está quemando”, dijo.

Inerte. La tierra por donde pasó el agua contaminada, está “muerta”./ Mayra Franco

En septiembre y octubre hubo varios días de intensas y constantes lluvias, lo que también produjeron el desbordamiento de la presa San Antonio, ubicada dentro del mismo municipio.

SEMNSA
En días anteriores, el director de la Sociedad Ecológica Mexicana del Norte, Javier Calderón Domínguez, negó para VANGUARDIA que con las recientes lluvias se haya afectado al basurero tóxico.

Explicó que el centro en cuestión está diseñado para evitar las inundaciónes.

“En estos días hubo lluvias en la región, en Parras, en General Cepeda, incluyendo el área en donde se encuentran nuestras instalaciones. Pero desde su diseño hay una serie de obras complementarias, las cuales permiten no tener problema alguno en la operación”, señaló Calderón Domínguez”. 

La secretaria del Medio Ambiente y Desarrollo Urbano, Eglantina Canales Gutiérrez, hasta ahora no ha dado declaración sobre los daños.

SÍ A LA VIDA

José Luis García, representante del colectivo “Sí a la vida”, explicó lo que sucedió el día del desbordamiento en cuestión. Añadió que no se pudo reportar de inmediato, pues los campesinos no tienen cámara fotográfica para retratar el agua que corría.  

“Nosotros quisimos reportar esto pero no tuvimos ocasión por falta de cámara. En el dìa a dìa, los ‘campes’ van a cortar lechuguilla, candelilla y orégano. Una persona que andaba en estos menesteres avisó que había agua ‘muy fea’”.

Explicó que la celda del confinamiento está construida en la falda de los cerros. En esta ladera, no muy empinado, formaron una represa en forma de “U”.

“Ellos alegan que le pusieron liners al Confinamiento. Con éstos o sin éstos, con las pasadas lluvias se desbordó.

Anunció, que las especies de flora que se pueden ver afectadas son el peyote, la biznaga, nopales, cardenches, coyonoxtle y la gobernadora.

De dichas plantas se podrían alimentar diversas especias de animales como el zorrillo, el tlacuache, el ardillón, la ardilla, coyote, zorrillos, conejos, liebres e insectos, abejas y aves migratorias que acuatizan en la presa El Tulillo.

Plantas dañadas
Lechuguilla.
Candelilla.
Gobenadora.
Peyote.
Biznaga.
Nopales.
Cardenches.
Coyonoxtle.