Foto: Especial
Se tienen pruebas de que cobraron incapacidades por más de 30 mil pesos de un trabajador que había sido dado de baja hace dos años

Torreón, Coahuila. -  Por escrito fueron denunciados presuntos actos de corrupción cometidos al interior del Instituto Mexicano del Seguro Social en Torreón, debido a la expedición de incapacidades improcedentes, hechos en los que se involucra a personal médico y administrativo.

El licenciado Felipe García Martínez, en su carácter de abogado de la familia Tejeda Boone, declaró a Vanguardia que su cliente René Tejeda Boone, en su calidad de patrón, detectó irregularidades en la expedición de siete incapacidades en favor de su ex trabajador Israel Galindo Ordaz, persona que desde noviembre del 2017 había sido dada de baja ante el IMSS.

En febrero de este año, Galindo Ordaz, de manera inocente y por ignorancia se presentó en las oficinas del patrón ubicadas en calle Leandro Valle número 442 sur de la colonia centro, haciéndole entrega de la copia patronal de siete incapacidades llenadas a mano para que no se detectara en el sistema la no vigencia de ésta persona,

Foto: Especial

Estas incapacidades se hicieron efectivas en una sucursal bancaria por un monto total de 30 mil pesos.

El abogado refirió que dicho ex empleado regresó a los pocos días exigiéndole a Arnoldo Tejeda Boone que le regresara las incapacidades, que había sido un error y al negarse le comentó que el jefe de pensiones del Seguro Social de la sub delegación Torreón "quería platicar con él".

Así las cosas, al entrevistarse con el funcionario de la delegación del IMSS éste le solicitó las originales de las mencionadas incapacidades, diciéndole que no había ningún problema y que el patrón no tenía que pagar nada.

El licenciado Felipe García Martínez. Foto: Sandra Gómez

Accedió a lo anterior siempre y cuando el IMSS le expidiera una constancia oficial dónde lo liberara de cualquier responsabilidad, pero sobre todo del pago de las cuotas obrero patronales que luego se le quisieran cobrar.

Ante tal negativa, se decidió denunciar estos hechos ante la delegación del Instituto Mexicano del Seguro Social en el Estado de Coahuila, solicitando la aclaración e investigación del caso y en todo momento se exima al patrón del pago de las cuotas obrero patronales y se castigue a los responsables.

El abogado señaló que esta denuncia se presentará en la Contraloría de la Función Pública Federal por tratarse de un desfalco que daña el patrimonio de Seguro Social y se realicen auditorías necesarias para detectar más actos de éste tipo, ya que es probable se descubran más fraudes de los empleados que laboran en el IMSS.