Foto: Especial
La nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos es víctima de señalamientos por su cercanía con AMLO y pertenecer a Morena. Ella afirma que 'tener militancia es un derecho humano'

La nueva presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, ha sido acusada de ser muy cercana a AMLO y pertenecer a Morena. Ella afirmó que tener militancia es un derecho humano.

"A las críticas, yo nunca oculté mi militancia, incluso lo puse en mi currículum, y a pesar de eso, porque la ley no lo impide, me nombraron candidata, porque la militancia política es un derecho político y es un derecho humano”, señaló en entrevista para Radio Fórmula.

Rosario Piedra Ibarra logró los votos necesarios para ser la nueva ombudsperson de la CNDH con el apoyo de Morena; sin embargo, el Partido Acción Nacional (PAN) denunció que su designación es un fraude porque en realidad no obtuvo mayoría calificada.

La elección de la nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) quedó en medio de señalamientos de la oposición sobre supuestos engaños y un presunto fraude, según acusan legisladores panistas, para lograr la mayoría calificada a favor de Rosario Piedra.

Políticos como la panista Mariana Gómez del Campo y el expresidente Felipe Calderón acusaron que el senador Ricardo Monreal emitió más de un voto. Calderón incluso dijo que Monreal ingresó tres boletas en la urna.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter, el senador Ricardo Monreal negó haber hecho trampa, y dijo que cuando ingresó su voto la boleta se había desdoblado.

Incluso replicó las declaraciones del coordinador de los senadores del PAN, quien negó que Monreal haya podido emitir más de un voto.

En cambio lo que sí acusa Kuri y otros senadores panistas, es que hubo un fraude en el conteo para que Rosario Piedra, apoyada por Morena, pudiera obtener mayoría calificada.

(Con informaciòn de Radio Fórmula, La Jornada y Animal Político)