Con el cierre de las instalaciones se han registrado pérdidas por 150 mil dólares diarios, a un ritmo que ya suma 153 millones de dólares

Se han denunciado pérdidas por más 150 millones de dólares por parte de la minera de Canadá Americas Gold and Silver, por que hace año y medio integrantes del Sindicato Minero, dirigido por el senador Napoleón Gómez Urrutia en el yacimiento de plomo en Cosalá, Sinaloa y tomaron el control de las instalaciones.

Con el cierre de las instalaciones se han registrado pérdidas por 150 mil dólares diarios, a un ritmo que ya suma 153 millones de dólares.

De acuerdo con Reforma, los que realizaron las invasiones no sólo desalojaron al personal, tomaron posesión de las instalaciones y cerraron los caminos de acceso, sino que alteraron la operación de las minas, han manipulado el flujo de agua y robaron varias toneladas de concentrado de plomo, el cual fue sacado en camiones de volteo.

La toma de la mina y su planta de tratamiento es resultado de una disputa por el contrato colectivo de trabajo, la cual inició en agosto de 2019, cuando los más de 200 trabajadores eligieron a la CTM, de Javier Villarreal, para ostentar la titularidad del contrato.

Sin embargo, el 26 de enero de 2020, Yasser Beltrán, líder seccional y operador de Gómez Urrutia, tomó las instalaciones de la empresa; en septiembre, Villarreal dejó de pelear el contrato.

Fue entonces cuando el Sindicato Nacional Minero Metalúrgico FRENTE, cuyo secretario general es Carlos Pavón, disputó el contrato colectivo al gremio de Gómez Urrutia.

El sindicato ligado a Morena resultó ganador tras una votación que desconocieron la minera y FRENTE por presuntas presiones y amenazas a los trabajadores para votar a favor del sindicato del senador morenista.

El 24 de abril pasado más de 700 personas, incluidos trabajadores y habitantes de Cosalá, enviaron una carta al Presidente Andrés Manuel López Obrador para pedirle su intervención con la finalidad de reabrir la mina.