En diferentes videos y fotografías el hombre aparece y se le relaciona con la incitación a los actos violentos

Usuarios de redes sociales, particularmente en Twitter, identificaron a un hombre que, presuntamente, estaría involucrado en las agresiones registradas ayer durante la protesta en GuadalajaraJalisco, realizada para exigir justicia por el asesinato de Giovanni López, un trabajador de la construcción.

El periodista Luis Cárdenas compartió en Twitter imágenes de un hombre que en esas plataformas digitales se identifica como Jesús Torres. El individuo fue observado frente al Palacio de Gobierno de Jalisco la tarde de ayer y, de acuerdo con internautas, estaría relacionado también con la violencia en Mexicali, Baja California, en el marco de las protestas realizadas para impedir la construcción de la planta cervecera de Constellation Brands.

“Identifican a agitador involucrado en protestas contra cervecera de Mexicali en los disturbios de Jalisco”, expuso esta mañana José Cárdenas.

En una de sus publicaciones en Facebook, Torres reconoce que asistió a las protestas en Mexicali. “Todo un honor estar con al gente de Mexicali en su última batalla fuera constellation brands un gustazo polo (sic.)”, escribió el pasado 23 de abril.

Los internautas mostraron una foto en donde se le observa posando frente a un vehículo incendiado.

En un video que circula también en esas plataformas digitales se observa al hombre portando una playera en la que se lee la frase “me canso” acompañada de la imagen de un ganso.

“A mí no me van a ver en una manifestación pacífica, a mí no me van a ver marchando en apoyo, a mí me van a ver echando chingadazos en la pinche la calle”, mencionó en la grabación.

El hombre aseguró contar con armas y además insistió que más personas lo apoyan.

“Ahí tengo un chingo de armas para los que me quieran apoyar, porque no soy el único, somos un chingo, somos millones que estamos dispuestos a dar la vida”, agregó.

 

LA PROTESTA EN GUADALAJARA

La tarde de ayer, luego de fuertes protestas y disturbios en la ciudad de Guadalajara, se reportaron al menos 26 detenidos y dos patrullas incendiada. La concentración se dio en repudio por el asesinato de Giovanni López, detenido por la policía municipal de Ixtlahuacán, Jalisco, y entregado muerto a sus familiares el 4 de mayo.

Con pancartas con leyendas “Giovanni no murió, lo mataron” y “Gobierno asesino”, cientos de manifestantes se reunieron en el centro de Guadalajara, capital del estado de Jalisco, forzando su entrada a la sede del Gobierno estatal con gritos de “¡asesinos, asesinos!”.

Durante casi dos horas, algunos participantes de la protesta se dedicaron a pintar las paredes interiores y a romper vidrios de una oficina recaudadora; también a arrojar piedras a los policías, quienes repelieron las agresiones, primero con gases lacrimógenos y después con palos.

Decenas de policías desalojaron por la fuerza el Palacio de Gobierno del estado y detuvieron a una veintena de los manifestantes, en hechos en los que también fueron agredidos representantes de los medios de comunicación.

Un policía en motocicleta embistió a un grupo de manifestantes que estaba sentados en una de las calles, y uno de ellos le puso un líquido flamable que prendió y le incendió la ropa.

La mañana de este viernes, el Gobierno de Jalisco informó que detuvo a tres policías por el asesinato de Giovanni López.

Luego de las protestas de ayer en Guadalajara, la administración estatal tomó control de la policía de Ixtahuacán y trasladó a sus 32 elementos a la capital del estado para recibir capacitación en la Academia de Policía. Ahí se decidirá si son o no capaces para ejercer su labor.

El asesinato de Giovanni López ha causado indignación. Primero fue arrestado por la policía municipal supuestamente por no portar tapabocas, como dicen sus familiares, y horas después fue entregado muerto a sus deudos.