Fotos: Vanguardia/Juan Francisco Valdés
Rosa Ofelia Garza acusa a miembros de Antorcha Campesina de ocupar sus terrenos

Rosa Ofelia Garza de la Peña, quien se acredita como dueña de más 800 hectáreas del rancho San José de los Nuncio, localizado por la carretera Monterrey-Saltillo, en el municipio de Ramos Arizpe, exige la intervención de los tres niveles de gobierno, ya que el pasado 13 de septiembre, integrantes de Antorcha Campesina, la despojaron del predio.

Asegura la mujer que no contentos con la invasión o despojo, apedrearon a dos de sus familiares y los lesionaron de consideración, debido a lo cual fueron trasladados a la Clínica Dos del Seguro Social y por la gravedad de las lesiones los llevaron a Monterrey.

En redes sociales difundió un video como los “invasores” arrojan en su contra todo tipo de proyectiles y luego exhibe imágenes fotográficas de las personas lesionadas, por lo que Garza de la Peña espera tener respuesta por parte de las autoridades.

Refiere la mujer que la autoridad municipal no ha actuado y recordó además que ese mismo 13 de septiembre, con un grupo de familiares fue en busca de diálogo y a solicitar el desalojo el predio que asegura que es de su propiedad.

Acusa. Garza de la Peña dijo que policías de Ramos Arizpe le dieron la razón a quienes se metieron a su terreno.

FUE UNA ACCIÓN ORQUESTADA

Los invasores, dirigidos por la ex candidata a la alcaldía de Ramos Arizpe, Juana María Calvillo Peña, actuaron violentamente en su contra, asegura la mujer, quien incluso señaló que en la agresión que sufrió, además de arrojarle diversos objetos, hubo detonaciones de arma de fuego.

Dijo además que a uno de sus familiares lo privaron de la libertad, detención que consideraron injusta y lo pusieron a disposición del ministerio público Ramos Arizpe, por el supuesto delito de lesiones.

“Una persona de nosotros fue detenida injustamente por el comandante Arturo Nuncio, sub delegado de la Policía en Ramos Arizpe.

“Al llegar la autoridad a nuestra propiedad, se encuentran con este grupo de criminales dentro de la misma y demuestro con escritura pública, carta de libertad de gravamen, impuesto predial, cartas de Sedatu y RAN, la legítima propiedad del terreno y la respuesta de este oficial fue decir que el grupo que se posesionó estaba en su derecho.