Foto: Especial
Los incrementos están asociados principalmente a la enfermedad de la Covid-19, muertes por el mismo virus y las estrictas medidas sanitarias, señaló el reporte

Los niveles de ansiedad y depresión se dispararon en México por la pandemia de la Covid-19, que de acuerdo con un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) mostró que tuvieron un alza considerable entre la población.

La ansiedad, según el informe, antes de la pandemia se presentaba en el 15% de la población, situación que se modificó con un alza al 50%; mientras que la depresión que hasta marzo de 2020 se calculaba en el 3% de la población, aumentó hasta abril de este año a 27.6%.

Los incrementos están asociados principalmente a la enfermedad de la Covid-19, muertes por el mismo virus y las estrictas medidas sanitarias, señaló el reporte de la OCDE.

Además, el reporte arrojó que las personas están preocupadas por su bienestar financiero, social y el de sus familias. Muchos dicen que no han podido cubrir los gastos habituales, como el alquiler, la hipoteca, los servicios públicos o las facturas de las tarjetas de crédito.

Asimismo, muchos no están seguros de tener las habilidades y los conocimientos adecuados para conseguir un trabajo de buena calidad en la próxima década.

De los 37 países de la OCDE, México es el que mayor aumento porcentual mostró en estos dos tópicos mentales, sin embargo, todos mostraron un incremento. Estados Unidos pasó de 8.2% a 30.8% en los niveles de ansiedad, y la depresión de 6.6% a 23.5%.

Y el menos afectado fue Japón, con una tasa de 10.9% que se conservó y de depresión de 7.9 a 17.3%.

El 44% de los hogares informaron tener al menos un miembro cuyo trabajo se vio interrumpido por la crisis, como por la pérdida del empleo, un despido, un plan de retención, reducción de las horas de trabajo, licencia sin goce de sueldo o renuncia.

Las personas también están preocupadas por la atención adecuada a largo plazo para sus parientes ancianos y por si ellos mismos podrán permitirse jubilarse algún día.