Foto: Especial
Un análisis del conglomerado de empresas de Carlos Slim muestra que es de los más globalizados en el país y, como tal, su desempeño refleja el grado de debilidad, fortaleza o incertidumbre de lo que sucede en el mundo. Pese al entorno global e interno de incertidumbre, la baja registrada en el tercer trimestre del año es la menor desde el 2009

Durante el tercer trimestre del año, la fortuna del magnate mexicano Carlos Slim continuó a la baja, reduciendo su valor de mercado en 11,920 millones de pesos, aunque vale decir que es 47% menos que lo registrado el trimestre previo. Si bien la riqueza de Slim continuó en descenso, es importante señalar que, pese al entorno global e interno de incertidumbre, fue la menor baja desde el 2009, año desde que se realiza el Índice Slim de El Economista.

Un vistazo al conglomerado de empresas del millonario mexicano de 79 años nos muestra que es de los más globalizados en México y, como tal, su desempeño refleja el grado de debilidad, fortaleza o incertidumbre de lo que sucede en el mundo. Los constantes reportes de actividad en las principales economías del orbe apuntan a una baja en el ritmo de crecimiento y alimentan la expectativa de disminución en la actividad económica y, por tanto, en el gasto de los consumidores, entre los que no sólo se encuentran las empresas, sino también están el gobierno y las familias.

Las dificultades económicas en Argentina y Colombia, que significaron fuertes fluctuaciones en su divisa respecto al dólar de Estados Unidos y a pesar del mejor desempeño operativo y financiero en México y Brasil, (las principales plazas de AMX), el resultado logrado durante el tercer tercio del año no le alcanzó para revertir la baja en el valor de mercado de Grupo carso, IDEAL Y Grupo Financiero Inbursa.

Al final del tercer trimestre del 2019, la riqueza del magnate mexicano alcanzó 1.39 billones de pesos, 0.85% por abajo del monto alcanzado en el trimestre previo y 7.0% menos de lo reportado en el mismo lapso del 2018. El pilar de la fortuna de Carlos Slim se mantiene en América Móvil que representa 69.6% del total; en segundo lugar, Grupo Financiero Inbursa con 12.0%, y en tercer puesto Grupo Carso, con 9.5% del total, ello de acuerdo con el análisis de la Unidad de Inteligencia y Estudios Especiales de El Economista.

A pesar de los informes económicos relativamente positivos en Estados Unidos, la preocupación de que el país seguiría al resto de la economía mundial y la continua desaceleración que se observó en el tercer del trimestre del año justificaron la marcada caída en las tasas de interés en el vecino país del norte, periodo en el que la Reserva Federal redujo la tasa de descuento dos veces y movió el rendimiento de los bonos del Tesoro de 10 años a niveles cercanos a sus mínimos históricos. En América Latina, Brasil, México y Chile también introdujeron nuevas reducciones a las tasas de interés, ya que esos países también experimentaban una desaceleración económica significativa.

Una de las variables que refleja la fortaleza o debilidad del conglomerado de empresas de Carlos Slim es la evolución en la generación de empleos, que luego de crecer sostenidamente por cinco trimestres consecutivos y alcanzar su punto más alto en junio del 2019, con 289,684 trabajadores, tres meses después marca un cambio en su tendencia y registra en septiembre 287,539 trabajadores; si bien la baja no es tan pronunciada, acusa la menor capacidad de las empresas para generar bienes y servicios a los consumidores finales.

Si bien a nivel agregado se dibuja un cambio de tendencia, ése no es el comportamiento de todas la empresas. Grupo Financiero Inbursa y, en forma más marcada, Grupo Carso mantienen una tendencia de alza en las contrataciones, en tanto que AMX, que concentra dos tercios del total de trabajadores, reduce sus plazas y Minera Frisco destaca como el caso más preocupante, dado que del cierre del 2017 al tercer trimestre del presente año, reporta una baja en su plantilla de personal de 20 por ciento.

Aunque Carlos Slim no es propietario del total de las acciones de las empresas del Índice Slim, sí incide de manera importante en el diseño de sus estrategias de inversión, además de que es una referencia importante de los negocios en México, como fuera del país.