El dueño del predio solicitó la ayuda de la fuerza publica para desalojar a los habitantes que invadieron su propiedad

POR: CHRISTIAN MARTÍNEZ

En la periferia de Ramos Arizpe, Coahuila, elementos de Fuerza Coahuila llegaron para desalojar a cerca de 200 personas, pero como no mostraron una orden oficial de desalojo se tuvieron que retirar.

Desde las 06:00 horas, los oficiales intentaron sacar del predio a los habitantes de la colonia Urbivilla, una zona irregular, y se dio una confrontación.

El dueño del terreno solicitó la fuerza pública para desalojar a los habitantes que invadieron su propiedad y al lugar arribaron elementos de la Guardia Nacional, para evitar que el conflicto creciera.

Pasaron las horas y el desalojo no se pudo realizar, ya que la orden que recibió la Guardia Nacional era esperar a que llegara el documento de desalojo y mantener la calma.

HABLA LA ABOGADA

La representante legal, Judith Hernández, señaló que no existe una orden de desalojo por parte del supuesto dueño, porque si fuera así, ella misma se compromete a que las personas desalojen el lugar.

“Lo que a mí me parece un atropello a los Derechos Humanos, es que hagan esto en plena contingencia sanitaria. No avisaron. Nada”, comentó.

Se reportó la detención de algunos vecinos que actuaron de manera violenta contra los elementos que intentaron desalojarlos.Fotos: OMAR SAUCEDO

LA POSTURA DEL AFECTADO

Eduardo de la Peña, quien se acredita como dueño del lugar, estuvo en el operativo y señaló que la mayoría de los habitantes son paracaidistas y que se dejan manipular por lideresas, quienes les cobran cierta cantidad prometiéndoles regularizar la zona.

Dijo que no tienen ocho años en el predio, como la defensa indica, y a lo mucho tienen quince días en el lugar.

“Ellos alegan que no traigo una orden de desalojo, pero ellos no traen las escrituras mías”, señaló De la Peña.

 

Violencia. Según vecinos, los elementos de Fuerza Coahuila actuaron de manera violenta, y la Guardia Nacional acudió a evitar más agresiones.

Estado coordinó operativo

POR: JOSE REYES

Sobre el desalojo en Urbivilla, el alcalde José María Morales dijo que no se pueden permitir invasiones de este tipo en el municipio. “Hay gente que se estaba apropiando de tierras. Obviamente no podemos permitir y llegar a terrenos que sean invadidos”, expresó.

El desalojo se llevó a cabo ayer por la mañana, de unos terrenos de los que Eduardo de la Peña, quien fue regidor en Saltillo durante la administración de Isidro López, se ostentó como propietario.

El sitio pretendía ser un complejo de unas 3 mil casas, sin embargo, el proyecto nunca se concretó.

Alejandro González, secretario del Ayuntamiento de Ramos Arizpe, señaló que las fuerzas municipales sólo acudieron como apoyo y que posteriormente se retiraron, pero que la vigilancia del operativo correspondió a las fuerzas estatales, en eso coincidió con el Alcalde.