Buscan. Jonathan Ulises tiene 13 años y su familia lo busca. | Foto: Especial
José Eduardo paró a descansar con su acompañante y al amanecer ya no lo encontró

Una pesadilla vive el matrimonio formado por Juárez y María, su hijo desapareció cuando descansaban en un tráiler, en la carretera Monterrey-Saltillo.

El afectado de oficio trailero y originario de la Ciudad de México, realizó un viaje a Saltillo y acudió a una empresa automotriz el jueves 4 de julio, a realizar la descarga de material.

Por la noche se trasladó a una gasolinera que se ubica en el kilómetro 26 a la altura de la empresa Kimberly, catalogado como un lugar seguro, donde se reúnen operadores y choferes de diversas líneas de camiones para descansar.

El mismo jueves por la noche preparó el camarote del tráiler para dormir en compañía de su hijo Jonathan Ulises de 13 años de edad.
Durante el amanecer del viernes 5 de Julio, José Eduardo notó que el adolescente ya no se encontraba.

En un principio creyó que salió a jugar con la bicicleta que se llevó en el remolque, por qué tampoco estaba.

A pesar de que lo buscó por una tienda de conveniencia y los alrededores de la gasolinera no lo encontró. Por la mañana de ayer sábado acudió al ministerio público de Ramos Arizpe, Coahuila a levantar un acta de desaparición.

Ahí le informaron que tenía que dejar transcurrir 48 horas para que el ministerio público en búsqueda de personas no localizadas inicie la investigación.

SUS SEÑAS

El menor viste un pantalón azul marino, playera negra deslavada, chamarra café y es de una estatura aproximada de 1.55 metros.
Tiene tez blanca, pelo corto, complexión delgada y como seña particular tiene una verruga en rostro. Podría estar abordo de una bicicleta morada.